DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta, Líder en Noticias y Opinión

Habría acuerdo EPM, contraloría y aseguradoras para continuidad de Hidroituango

Para garantizar la continuidad de las obras de Hidroituango, se conoció en las últimas horas que Empresas Públicas de Medellín (EPM), la Contraloría General de la República y las aseguradoras de Hidroituango, Mapfre y Sura, adelantarán una reunión con miras a llegar a un acuerdo de pago ante fallo de la Contraloría en segunda estancia.

De esta manera, se lograrían los desembolsos contemplados en las pólizas y se daría vía libre a que los actuales contratistas del proyecto continuaran con las obras y dejaran a un lado su inhabilidad, consecuencia de la sanción del ente de control.

Si bien aún no se conocen detalles definitivos, se habla de que Mapfre podría llegar a aportar más de 80% del costo del detrimento. Como consecuencia, el acuerdo para el pago de pólizas por cuenta de la contingencia ocurrida en 2018 podría llegar a realizarse anticipadamente.

Así, el acuerdo deberá contar con el visto bueno de la Contraloría, por lo que el viernes se realizará una reunión donde participarán el Contralor General, Felipe Córdoba, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero; el gerente de EPM, Jorge Andrés Carrillo, así como los representantes de las aseguradoras.

Por otra parte, los constructores de Hidroituango también asumirían parte del costo, que sería superior hasta en $500.000 millones.

Como resultado de dicho encuentro, podría haber luz verde al desembolso del valor pactado, por lo que el escenario del proyecto podría cambar radicalmente.

De hecho, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, afirmó en su cuenta de Twwiter que los contratistas tendrán que pagar $800.000 millones de deducible y que continuarán la demanda para recuperar el resto de recursos no cubiertos por aseguradoras.

Cabe anotar que el mandatario anunció el plan el plan Mireya, que consiste en dar continuidad a la ejecución de las obras pertenecientes al proyecto con infraestructura y personal, propiedad de Empresas Públicas de Medellín.

Sin embargo, aún hay incertidumbre en la continuación de las obras del proyecto, debido a que el contrato finaliza el 31 de diciembre del año en curso y aún no existe certeza de las condiciones en las que quedaría el actual consorcio con el encuentro.

/Colprensa

Notas Relacionadas