DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta, Líder en Noticias y Opinión

Así honró Santa Marta a la Inmaculada Concepción

En la noche de la víspera, muchas familias se reunieron en sus hogares para encender sus velitas y colocar faroles de colores en honor a la Santa Patrona.

‘La Noche de Velitas’ y el día institucionalizado, 8 de diciembre, para honrar a la Virgen Inmaculada Concepción, se celebraron con mucha alegría y fe en la capital del departamento del Magdalena.

En la noche de la víspera, muchas familias samarias se reunieron en sus hogares para encender sus velitas y colocar los faroles de colores en honor a la Santa Patrona como es la tradición, y en la madrugada de ayer todavía este acto de buena fe se observaba en los barrios más populares de la ciudad.

Otro de los sitios que honró culturalmente a la Inmaculada Concepción fue la Quinta de San Pedro Alejandrino que abrió sus puertas desde las 6:00 de la tarde y hasta las 10:00 de la noche para que los samarios y turistas celebraran un siete de diciembre diferente y el objetivo lo lograron con los artistas invitados y el ofrecimiento del kit de velitas, constituyéndose en una noche muy especial.

Y la fiesta continuó, pero con un carácter más religioso, celebrándose el 7 una ‘Velatón’ en la Catedral Basílica de Santa Marta, actividad liderada por los miembros de la Cofradía de la Inmaculada Concepción, quienes oraron con mucha devoción por la paz de Colombia y el final de la pandemia.

Y en este mismo sagrado templo de la capital del Magdalena, ayer tuvo lugar una Eucaristía Solemne, ceremonia que fue oficiada por el administrador diocesano, padre Isidro de Jesús Castro Duque.

En esta Misa no solo se veneró a la Santa Patrona, sino también la celebración de la Primera Comunión de un grupo de niños, constituyéndose en un acto muy significativo para la Iglesia Católica samaria.

Este año como el anterior, no se hicieron procesiones en las calles con la imagen de la Inmaculada Concepción, lo anterior con el fin de evitar multitudes y la propagación del covid-19, que todavía sigue amenazando a la humanidad con sus nuevas variantes.

Sin embargo, la Iglesia Católica continúa celebrando las Eucaristías con los protocolos de bioseguridad necesarios y el aforo permitido. Y en el caso específico de la Catedral Basílica, se hizo una pequeña procesión con la imagen de la Inmaculada dentro y alrededor del templo.

Con este acto de fe y devoción quedó demostrado que María tiene un lugar muy especial dentro de la Iglesia por ser la Madre de Jesús.

Sólo a Ella, Dios le concedió el privilegio de haber sido preservada del pecado original, como un regalo especial para la mujer que sería la Madre de Jesús y madre nuestra.

Con esto, hay que entender que Dios nos regala también a cada uno de nosotros las gracias necesarias y suficientes para cumplir con la misión que nos ha encomendado en la vida y así seguir el camino al Cielo, fieles a su Iglesia.

Podemos aprender que es muy importante para nosotros recibir el Bautismo. Al bautizarnos, recibimos la gracia santificante que borra de nuestra alma el pecado original. Además, nos hacemos hijos de Dios y miembros de la Iglesia. Al recibir este sagrado sacramento, podemos recibir los demás.

Para conservar limpia de pecado nuestra alma podemos acudir al Sacramento de la Confesión y de la Eucaristía, donde encontramos a Dios vivo.




Notas Relacionadas