‘Colombia no se dejará amedrentar por el Eln’

El paro iniciará a las 6:00 de la mañana del sábado 10 de febrero y finalizará a la misma hora del martes 13.

 

“Que les quede claro a todos los grupos armados ilegales que la Fuerza Pública no descansará ni ahorrará ningún esfuerzo para la persecución de todos aquellos que quieran atentar contra la vida´, aseguró el Gobierno

 

La crisis en los diálogos de paz entre el ELN y el Gobierno Nacional parece seguir profundizándose. Al menos así quedó demostrado con el anuncio de paro armado que hizo este miércoles la agrupación guerrillera, a través de un comunicado publicado en sus redes sociales, en el que advertía a la población civil de abstenerse de viajar durante este periodo para evitar inconvenientes.

El paro iniciará a las 6:00 de la mañana del sábado 10 de febrero y finalizará a la misma hora del martes 13. Las razones, según indicó el ELN, están relacionadas con la “continuidad del terrorismo de Estado y el incremento de la persecución social y la negativa del Gobierno de darle continuidad al quinto ciclo de conversaciones en Quito, Ecuador”.

El Gobierno Nacional, a través del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, afirmó que no se dejará “amedrentar por estas amenazas” y manifestó que las Fuerzas Militares están preparadas para garantizar la seguridad de toda la población civil y proteger “las 24 horas del día la integridad de la nación con toda la fuerza”.

Villegas manifestó que el anunció del ELN es un acto contradictorio, “porque por una parte quieren que la sociedad civil participe del proceso de paz, pero por otro lado la amenaza. Rechazamos con total contundencia este anuncio de paro armado.. el Gobierno no se dejará amedrentar, al contrario va a luchar contra cualquier organización terrorista”.

El anuncio también generó reacciones por parte de la opinión pública, la mayoría de ellas de rechazo, pese a que algunas fueron conciliadoras. Esta fue la posición del facilitador en este proceso, Iván Cepeda, quién sostuvo una reunión con el presidente Juan Manuel Santos. El congresista hizo un llamado a las partes para que eviten cualquier acción de tipo militar mientras el proceso sigue suspendido.

“La comunicación que hizo el ELN no ayuda a los diálogos de paz sino que contribuye a seguir profundizando las hostilidades militares. Nosotros creemos que es el momento de buscar la salida a esta crisis y por eso le pedimos a ambas partes que hagan gestos humanitarios”, agregó Cepeda.

Por su parte, el exjefe del equipo negociador del Gobierno en el proceso de paz con las Farc y ahora candidato presidencial, Humberto de la Calle, exigió que el ELN deje claro si realmente tiene intención de continuar con las negociaciones. “Deben decir si van hacia la paz o no. El Gobierno tiene que proteger a los colombianos y si no hay condiciones, me parece que es imposible seguir en esta situación de ambigüedad”, agregó.

El también aspirante a la Casa de Nariño, Germán Vargas Lleras, afirmó que es inadmisible que “una organización terrorista como el ELN rete a toda la nación colombiana, amenazándola con un paro armado”, y agregó que ni el chantaje ni el terrorismo van a obligar a los ciudadanos a regresar a la mesa de diálogo. “Tacan burro y que se preparen porque este país y las Fuerzas Militares se van a abstener este fin de semana”.

Efraín Cepeda, presidente del Senado, señaló que esta acción del grupo armado le parece un irrespeto con el pueblo colombiano y con las Fuerza Pública. “Desde el atentado contra los policías en la Costa Caribe yo dije que la mesa de diálogo estaba herida, pero con esta declaración, para mí está muerta. No veo espacio para continuar más que las acciones militares que estamos pidiendo los colombianos ante esta gran falta de respeto por parte del ELN”, indicó.

 

El ministro de defensa Luis Carlos Villegas dijo que las instrucciones presidenciales de combatir al ELN desde que se terminó el cese al fuego se seguirán cumpliendo sin ninguna restricción.

 

“SE EQUIVOCA EL ELN”

El defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, fue otro de los que rechazó el anuncio del ELN. “Se equivoca el ELN al hacer este anuncio, porque con más miedo no va a lograr la paz en Colombia. Hacemos un llamado para que no hagan paros armados y que esto no sea una presión para que se vuelva a instalar la mesa de diálogo en Quito”, dijo.

Negret aprovechó la coyuntura para hacer un llamado para que esta guerrilla deje de realizar confinamientos, reclutamientos y desplazamientos en el Chocó. “Acabo de venir de Chocó y lo único que hace el ELN en esas zonas es reclutamiento, confinamiento y está dedicado al narcotráfico. Hay entre 400 y 600 personas confinadas en este momento. En el 2017 hubo 19 eventos de desplazamiento masivo para 1617 familias”, agregó.

Para el analista político Mauricio Jaramillo, este tipo de acciones hace más impopular el proceso, sobre todo en los centros urbanos donde se están discutiendo las campañas políticas a la Presidencia. “Sin embargo, en algunas zonas donde se vive la guerra el efecto será presionar al Gobierno para que no abandone el diálogo y lo retome lo antes posible. Es un efecto doble que no deja de hacerle daño al proceso”, dijo.

 

El Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, rechazó el anuncio del ELN de hacer un paro armado por tres días en todo el país. “Se equivoca el Eln la hacer este anuncio porque con más miedo no va a lograr la paz´

 

Patricia Muñoz, analista política, afirmó que este tipo de acciones afectan la opinión pública que ya está cansada de la paz. “Esto se traducirá en un alto nivel de indiferencia para la población. Tanto los atentados a las estaciones de Policía como esta amenaza de paro armado se convierte en un punto desfavorable para ellos ente la ciudadanía”, agregó.

Sin embargo, pese al anuncio que hizo el Gobierno, de atacar con contundencia cualquier acto de violencia en contra de la población civil, este miércoles el presidente Santos autorizó que una comitiva conformada por cerca de 30 líderes de organizaciones sociales viajara el próximo viernes a Quito para mediar en la crisis de los diálogos.

Katerine Torres, coordinadora nacional del programa ‘Por una paz completa’, afirmó que el principal objetivo de los delegados para viajar a Quito es clamar por el desescalamiento del conflicto armado. “Vamos a insistir en que se vuelvan a sentar, porque quienes están sufriendo las consecuencias son los territorios y la sociedad civil en general. Pediremos que se eviten acciones militares que pongan en riesgo la seguridad”, dijo.

Mauricio Jaramillo dijo que es una estrategia acertada por parte del Gobierno, porque la intermediación de la sociedad civil funcionó en el proceso de paz con las FARC. “La sociedad civil refresca el diálogo, lo oxigena”, manifestó.

También podría gustarte