ICBF rescató 5 niños indígenas con graves problemas de salud

Los tres niños fueron llevados al Hospital Rosario Pumarejo de López, pertenecen al asentamiento indígena Dukaka, La Guajira.

 

Ante las denuncias que presentaron las comunidades indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta por la falta de alimentos, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, entregó detalles de la situación actual de los niños, niñas y adolescentes pertenecientes al pueblo indígena Wiwa de las comunidades Sinkaka, Tusimake, Auyamal, Limoncito, Sinka y Bernarda pertenecientes a la zona de Magdalena, Cesar y La Guajira.

Desde Valledupar, la subdirectora General del Icbf, Sol Indira Quiceno, manifestó que durante 4 días se realizó una verificación de la población para tomar acciones que permitan garantizar derechos como la salud, educación, identidad, entre otros.

“Desde el viernes que conocimos de la noticia, hemos estado avanzando en las aproximaciones con los pueblos indígenas porque sabemos que son un patrimonio, pero muchos de ellos están en riesgo. Nosotros tenemos 5 pueblos indígena de la Sierra Nevada de Santa Marta, tenemos Arhuacos, Wiwa, Kogui, Kankuamo, Dunka, todos presentan situaciones de riesgo”, dijo Quiceno.

De acuerdo con Quiceno, cerca de 106 niños indígenas, el 10% presenta condiciones de riesgo. “Canalizamos más o menos 106 niños que encontramos en la Sierra, estos niños no presentaban una condición nutricional alarmante, pero si presentaban algunas condiciones de infección en la piel, enfermedades respiratorias por la ausencia de medicamentos”, agregó.

De estos, 8 niños indígenas arribaron a Valledupar para recibir atención médica. “Pudimos hacer una valoración médica de la población, y en general pudimos rescatar y traer para Valledupar 8 niños con distintas condiciones de salud”.

 

Con la atención de médicos pediatras y nutricionistas realizada en los asentamientos de los Wiwas, la Secretaría Local de Salud detectó tres niños en riesgos nutricionales.

 

Finalmente, la subdirectora General del ICBF, Sol Indira Quiceno, acotó que: “nos hace falta fortalecer a todos los operadores que están en la zona para que generen alerta temprana sobre estas situaciones y poder garantizar este mapeo”.

A la par, el ICBF, a través de la modalidad de atención ‘1.000 Días para Cambiar el Mundo’, llegó con paquetes de alimentos que incluyen granos, aceite, arroz, huevo, 1.680 unidades de Bienestarina liquida entre otros, a las comunidades en la Sierra Nevada de Santa Marta, después de recorrer 6 horas en mula, desde el Centro Zonal de Fonseca.

 

Sol Indira Quiceno, subdirectora General del Icbf.

 

SITUACIÓN DE EMERGENCIA

Debido a la situación de emergencia que se vive en unos asentamientos de la comunidad indígena Wiwa, ubicados en la Sierra Nevada, la Secretaría Local de Salud, adelanta un trabajo articulado con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, con el fin de visitar esa zona que resultó afectada por los deslizamientos originados por las lluvias a finales del mes de noviembre pasado.

En la visita de inspección al territorio indígena, la comisión interinstitucional detectó que además de la etnia Wiwa también están los Koguis, quienes viven en una zona limítrofe del Cesar y La Guajira. En estas zonas que fueron intervenidas por un grupo de pediatras y nutricionistas, se detectaron tres niños en riesgos nutricionales, quienes fueron trasladados en helicóptero hasta Valledupar.

La secretaria Local de Salud, Claudia, Margarita Zuleta Murgas, manifestó que: “en las dos visita de verificación de la situación nutricional y de salud realizadas este martes, hemos hecho la identificación de 50 núcleos familiares, aproximadamente unos 60 niños fueron tamizados nutricionalmente y hemos detectado riesgo nutricional en tres niños, quienes fueron canalizados a la unidad de atención en Valledupar, específicamente al Hospital Rosario Pumarejo de López donde estaremos haciendo acompañamiento desde nuestra dimensión Seguridad Alimentaria y Nutricional para garantizar el acceso oportuno y una atención integral para estos niños”.

Aclaró que, los tres pequeños que fueron llevados al Hospital Rosario Pumarejo de López, pertenecen al asentamiento indígena Dukaka, que territorialmente pertenece a La Guajira.

La Secretaria Local de Salud destacó que el riesgo nutricional de niños no es en la mayoría de ellos, porque de 60 tamizajes realizados este martes, solamente encontraron tres en riesgo de desnutrición, pero también se encontraron muchos menores en el asentamiento Bernaca, en buena situación nutricional, con un hogar infantil del ICBF atendiéndolos y con una situación de salud buena, porque tienen los cuidados adecuados.

“Hemos notado con preocupación el alto número de personas que se encuentran sin identificación, niños sin registro civil, y tampoco se encuentran en el sistema de salud, de manera que este trabajo también se está haciendo con la Registraduría que nos acompañó en este proceso, en el que hicieron registros de niños y de adultos, y continuaremos con este trabajo para garantizar que todas estas comunidades tengan a su población civilmente registradas y con esto poder afiliarlos al sistema de salud, garantizarles los servicios integrales de atención a través de una red de aseguradores y prestadores de servicios y por supuesto de las acciones colectivas de la Secretaría Local de Salud”, explicó Zuleta Murgas.

Finalmente, estas visitas de verificación de la situación nutricional y de salud, continuará este miércoles en otros asentamientos de la zona indígena, en el que participan el ICBF en cabeza de la Subdirectora Nacional, Ejército Nacional y Gestión del Riesgo.

También podría gustarte