Policía lo mató de cuatro tiros

Saúl Estiven Fernández Pinzón, fue llevado a centro médico de Barranquilla y murió. El joven fue herido a bala por un uniformado de la Policía.

 

 

 

El hecho ocurrió en Palermo. En un vídeo aficionado se evidencia cuando el joven saca un cuchillo con el que presuntamente pretendía agredir al policía. Este, en reacción le dispara una vez que la víctima queda desarmada.

 

En un supuesto procedimiento de la Policía fue muerto a bala un joven que al parecer se negó a pagar una bebida gaseosa en una tienda de Palermo, en Sitionuevo. El implicado en este hecho es un patrullero de la institución, quien le disparó cerca de cuatro veces al muchacho y quedó grabado en las cámaras de seguridad del establecimiento. El caso es investigado por la Fiscalía.

Se conoció que la víctima fue Saúl Estiven Fernández Pinzón, de 18 años de edad. Fernández Pinzón, según narraron sus familiares a las autoridades, llegó al local y compró una gaseosa y supuestamente se fue sin dar el dinero, lo que hizo que el propietario del sitio diera aviso al cuadrante de la Policía de esa población.

Dos patrulleros en una motocicleta llegaron hasta un billar de Palermo y allí interceptaron a Saúl Fernández Pinzón, después que se escondió y forcejeó con ellos por varios minutos. El joven, sacó un cuchillo y los amenazó. En ese momento los uniformados lo tomaron por el cuello y lo redujeron ante la mirada de varios curiosos que poco a poco empezaron a evidenciar el hecho. Al parecer, uno de los policías fue herido por Fernández.

 

En vídeo de una cámara de seguridad se ve el momento en que el uniformado de la Policía le dispara al joven.

 

POLICÍA LE DISPARÓ

De acuerdo a la versión de la madre de la víctima y según se aprecia en el vídeo de las cámaras de seguridad, a Saúl Estiven Fernández Pinzón, un familiar le quitó el objeto cortopunzante y fue en ese momento en que el patrullero tomó su arma de dotación.

El policía le disparó y el joven le lanzó una patada, lo que llevó al patrullero a seguirle disparando, dejándolo gravemente herido. La mamá del muchacho le gritó al uniformado para que este dejara de accionar su arma, pero hizo caso omiso.

Fernández Pinzón fue llevado de inmediato hasta el Paso de la Chinita – La Luz en Barranquilla, en donde los médicos de turno dijeron que había ingresado sin signos vitales.

Por su parte, la Policía Metropolitana dijo la Fiscalía abrirá una investigación contra el uniformado implicado en el hecho y se revisará el vídeo que hoy es pieza clave dentro de este hecho.

También podría gustarte