El gasto del gobierno podría llevar a que el PIB crezca 1,8% en 2017

El próximo jueves se conocerá el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2017, en un año que el mismo gobierno ha reconocido como de muchas dificultades y sobre el cual el pronóstico está en 1,8%, con una mejor perspectiva para este año, del cual ya se espera un crecimiento de 2,8%. 

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, aseguró que “2017 fue un año duro, difícil, los resultados no fueron en línea con las expectativas. El crecimiento no se dio como se esperaba, hay muchos factores, pero 2017 no fue fácil”, aunque destacó que “2018 luce mejor, porque arrancamos con un buen viento de cola, que es el precio del petróleo”. 

Sin embargo, esta es la visión más optimista que existe actualmente, pues el resto de analistas y entidades financieras dan por hecho que el promedio de crecimiento económico estará por debajo del Gobierno. 

De acuerdo con la encuesta del Citibank, el promedio de los pronósticos del mercado dice que la economía habría crecido 1,65%, siendo 1,60% la tendencia que marca la mayoría de los consultados. 

Sandra Blanco, directora de investigaciones de Fiduprevisora, destacó que en el remate del año “se vio una recuperación frente a primer trimestre, hay mucha inversión pública, por lo que uno de los mayores impulsores será el consumo del Gobierno”. 

Según el Departamento Nacional de Estadística (Dane), solo en el tercer trimestre, el gasto de consumo final del Gobierno creció 3,9% y en lo corrido de 2017 sumó 3,5%, impulsado principalmente por las inversiones en infraestructura y la implementación de Colombia Repunta, según Blanco. 

Así, a pesar de su pronóstico, por encima de los mercados, los analistas coinciden con entidades como el Banco de la República (1,7%), que destacaron, como evidencia el Dane, un crecimiento de la demanda más lento del esperado, hecho que ha llevado a seguir, por ejemplo, bajando las tasas de interés, hoy en 4,50%. 

El director de Fedesarrollo, Leonardo Villar, consideró que “en 2017 la economía colombiana tuvo un desempeño más pobre del que esperábamos, como consecuencia de una recuperación de la demanda interna más lenta”, con lo cual, esperan un crecimiento del PIB de 1,7%. 

Al revisar los sectores, entre enero y septiembre, los de mayores dificultades fueron la construcción y la minería, con crecimientos negativos de 2,1%, junto con la industria manufacturera, que cae 0,6%; hechos por los que Anif ve una reducción en su estimación, de 1,8%, hasta 1,6%, en línea con las posiciones más moderadas. 

Sergio Clavijo, presidente del gremio, indicó que “se ve un débil desempeño para el cierre de 2017. Por ejemplo, la industria se contrajo a tasas de 0,7% anual en el acumulado enero – noviembre de 2017, mientras que el comercio lo hizo al -0,6%”. 

“Ambos sectores se vieron afectados por el desánimo del consumidor, y el repunte del desempleo hacia tasas promedio de 9,4% en 2017”, así como una disminución en la producción de petróleo en el final del año. 

Las menores proyecciones las tienen el Bbva e Itaú, que esperan un crecimiento de la economía para el año pasado de 1,5%. Colprensa.

También podría gustarte