Abigeato y el contrabando está llevando a la ruina a ganaderos

El nivel de afectación propinado por el abigeato a la ganadería se suma a los elevados costos del ‘carneo’.

 

El Departamento se ubica como una de las zonas más afectadas por el hurto de cabezas de ganado.

 

El Magdalena es una de las zonas del país más afectada por el hurto cabezas de ganado bovino; seguido de departamentos como Sucre, Cesar, Guajira, Atlántico y Bolívar. Además la región se ha visto notablemente afectada por el contrabando de queso y carne proveniente de Venezuela.

El nivel de afectación propinado por el abigeato a la ganadería se suma a los elevados costos del ‘carneo’ que consiste en matar la res en el potrero y llevarse la carne generalmente a los ‘cuartos traseros’, sobre el cual no se tienen estadísticas consolidadas. Al igual, los ganaderos de la cuenca lechera del Magdalena, especialmente en municipios como Ariguaní, Fundación y Plato están siendo perjudicados por el ingreso de queso industrial de Venezuela.

El contrabando de este producto lácteo, ha bajado también el pago de la leche, si bien el precio de un kilo de queso industrial traído por contrabando desde Venezuela puede ser hasta 4 veces inferior al producido en Magdalena. Los contrabandistas no sólo venden este producto lácteo sino también carne y ganado que resultan mucho más baratos que los nacionales. Por lo tanto, los trabajadores pecuarios han tenido muchas dificultades para vender porque no puede competir con estos precios.

 

LA CARNE ILEGAL

De igual forma, el ingreso de carne ilegal procedente de Venezuela mantiene en crisis a los ganadero, además de este producto no cumple con los requisitos sanitarios exigidos por la norma, disminuye el precio de la carne legal colombiana. Cabe destacar que la carne ilegal es identificada por las malas condiciones de almacenamiento y de transporte que no cumplen con las normas establecidas por el Ministerio de Salud, el Invima y el ICA.

Algunas de estas normas son el no contar con el sistema de refrigeración que garantice la temperatura reglamentaria, además debe contar con una autorización sanitaria que soporte su expendio, también debe tener los soportes documentales como guías que estén aprobadas por las autoridades competentes que vigilen este tipo de procedimientos.

Ante este flagelo, la Policía Fiscal y Aduanera establece que dentro de las estrategias que están implementando junto con la Policía Metropolitana y la Dian, se empezaron a reactivar con investigación criminal algunos procesos, para seguir haciendo las incautaciones de este tipo de productos no aptas para el consumo humano con el objetivo de evitar riesgo en la salud de las personas.

También podría gustarte