Gobierno abrirá nueva licitación para construir cárcel de San Ángel

Desde hace mucho tiempo se ha pedido la intervención de las autoridades carcelarias, por el hacinamiento que se vive en centro penitenciario de Santa Marta.

 

Los recursos para adelantar el proyecto se encuentran asegurados, dijo el ministro de Justicia, Enrique Gil Botero

El Gobierno nacional se propone aperturar una nueva licitación para la construcción de la cárcel en San Ángel, Magdalena tras ser declarada desierta la primera convocatoria. Así lo dijo en esta ciudad Enrique Gil Botero, Ministro de Justicia y del Derecho

Como se sabe la construcción de ese centro penitenciario terminaría con la problemática carcelaria que se vive en la ciudad de Santa Marta por el hacinamiento que se vive en la cárcel distrital Rodrigo de Bastidas y las malas condiciones logísticas y de salubridad que por el mismo problema viven los internos de la cárcel local.

Toda esta problemática ha hecho que en varias oportunidades las autoridades locales y entes como la Personería distrital y la Defensoría del Pueblo se hayan pronunciado a favor de la población carcelaria por todos estos problemas.

Justamente sobre toda el grave estado de superpoblación carcelaria en la Rodrigo de Bastidas y el proyecto de construcción de la cárcel en el Municipio de San Ángel, el ministro Enrique Gil Botero dijo: “De la cárcel que se iba a construir en San Ángel se declaró desierta la licitación, y lógicamente hay que comenzar a realizar un nuevo proceso de licitación, pero sigue en firme el idea de construir ese centro penitenciario”.

Uno de los problemas que tiene ese proyecto, es la oposición de una parte de los pobladores de ese municipio y de esa región del Departamento, quienes se expresaron preocupados por tener una institución de esa naturaleza en su zona.

De la misma manera algunas familiares de personas retenidas decían que no estar de acuerdo, porque visitar a los internos se haría más complicado por la lejanía y además se argumentaba que la atención en salud se complicaría más en caso de una emergencia pues no se contaba con una atención médica de nivel cerca a l lugar en donde se construiría dicha cárcel.

 

Enrique Gil Botero, Ministro de Justicia y del Derecho.

 

VISITÓ LA CÁRCEL

El funcionario nacional también expresó, “yo visité la cárcel de Santa Marta en el mes de diciembre, allí realicé un recorrido y precisamente he solicitado una refacciones de urgencia, de inmediato para darle unas mejores condiciones a las personas que allí están recluidas”. Agregó que vio la situación en aspectos locativos y que pidió la intervención porque se requiere de una acción inmediata.

Sobre la preocupación generalizada existente porque a muchas personas las detiene y luego las dejan libres y nuevamente reinciden el Ministro dijo. “Hay aspecto de orden normativo, pero frente a las capturas hay que tener presente que las autoridades policivas deben tener en cuenta algunos protocolos y en muchos casos no los observan, entonces el proceso nace viciado”.

Dijo de la misma manera que, “la Fiscalía tiene también que cumplir con una carga de pruebas, de argumentación frente al Juez de garantías, y éste como su nombre lo indica es quien otorga garantías tanto a las víctimas como a las personas que son capturadas, si se encuentran unas deficiencias en los procedimiento, ya sea por la Policía o la Fiscalía entonces el Juez tiene que cumplir su cometido”, afirmó.

Fue enfático en decir, “entonces tenemos que articular, desde el momento mismo de la captura hasta el momento mismo de la judicialización, hemos estado haciendo un llamado a que se observen los protocolos, porque nadie en el estado de derecho puede quedar por fuera de él, ni el delincuente”.

 

El hacinamiento en los pabellones de la Cárcel Judicial Rodrigo de Bastidas de Santa Marta es evidente, lo que exige un mejor centro reclusorio.

 

PROYECTO DE LEY

Dijo además que, “por eso hay una distribución de las funciones y competencias y en la medida en que todas se cumplan, no se van a presentar situaciones de dejar libre a una persona por mal procedimiento, el llamado es a que nos ajustemos a los protocolos y los procedimientos”.

Finalmente sobre las personas que son brazaletes aún siguen delinquiendo dijo, “justamente eso está dentro de los propósitos que se tienen, y dentro de las actuaciones que se están desarrollando existe un proyecto de Ley que ya lleva dos debates donde estamos perfeccionado lo que es la política criminal y la carcelaria, este tema que estamos tratando es de política carcelaria y estamos mejorando todas las deficiencias”, concluyó el ministro de Justicia y del Derecho, Enrique Gil Botero.

También podría gustarte