Cerrado negocio por violar normas sanitarias y con alimentos vencidos

El control a la venta de bebidas alcohólicas ha sido riguroso por parte de las autoridades distritales.

 

La Alcaldía distrital a través de la Secretaria de Salud de Santa Marta y su equipo de vigilancia, inspeccionó el cumplimiento de los planes de contingencia, con motivo de las actividades de las festividades del carnaval que se desarrollan en diferentes sectores de esta capital.

Este Plan se desarrolla con el objetivo de minimizar los posibles riesgos a la salud de la población asistente a los conciertos musicales realizado en algunos centros recreacionales y en las tradicionales casetas en donde la asistencia es masiva.

 

Los funcionarios de la Secretaria de Salud también estuvieron verificando la calidad de los alimentos que se venden en esos lugares.

 

Por otra se parte se informó que se ejecutaron acciones de inspección, vigilancia y control en ventas de comidas, bebidas y alimentos en general verificando las condiciones higiénicas, sanitarias acordes a la normatividad vigente de cuidado de estos alimentos en el marco del Plan de contingencia en los carnavales 2018.

En los sitios objetos de la visita de los funcionarios encargados de estas verificaciones, se controla la calidad del licor que se expende en los diferentes eventos, además de las comidas y que esos sitios no se excedan los decibeles permitidos en cuanto a la música se refiere.

 

Que en los establecimientos públicos no se superen los decibeles permitidos, es otra de las acciones que adelanta los responsable de este Plan de contingencia.

 

CIERRE POR INCUMPLIMIENTO

De la misma manera las autoridades distritales por intermedio de la Secretaria de Salud realizó el cierre de un establecimiento de comercio, al encontrarse bolsas y botellas con agua en malas condiciones de almacenamiento, registro Invima no correspondiente al producto y fechas de vencimiento no acordes.

Los operativos se realizaron en articulación con la Policía Metropolitana, la Secretaría de Seguridad y Convivencia y la oficina de Gestión del Riesgo. Además a través de la Policía Nacional se pudo evidenciar que el establecimiento no se encontraba registrado y por ello se procedió de igual manera a realizar las acciones de cierre determinadas en la Ley 9 del 79.

También podría gustarte