Gran Rueda de Danzas y Comparsas se tomó Pescaíto

306

Entre el júbilo y la tristeza, los niños también le dieron su adiós a Joselito, con una representación que rindió tributo a las comunidades negras.

En un espacio para exaltar la alegría y el entusiasmo de la niñez, se convirtió el Carnaval Infantil, que le dio la despedida a esta fiesta con uno de sus eventos más tradicionales: la Rueda de Danzas y Comparsas, donde grupos infantiles compitieron por ser el mejor en el arte de la danza.

Esta es una actividad que se caracteriza por el rescate y mantenimiento de las expresiones dancísticas de los niños y hace parte del contenido cultural trazado por la Fundación Pescaíto Dorado, que siembra la tradición del Carnaval con el fin de exaltar el folclor a la vez que se comparte en comunidad.

La esquina de la calle 7 con carrera 9, del barrio Pescaíto, fue el epicentro del jolgorio infantil donde se reunieron grupos folclóricos con coloridos vestidos y animados por el sonido de las tamboras, demostrando sus habilidades y destrezas para el baile en busca de llevarse el primer lugar por sus coreografías y creatividad.

Después de un espectáculo cargado de coloridos vestuarios, música, danza, folclor y el talento de los niños que hacen parte del semillero del Carnaval, se dieron a conocer los nueve ganadores en las tres categorías: Juvenil, Infantil y Danza, que con anticipación prepararon y trabajaron arduamente para hacer gala de su arte.

En la categoría Juvenil, la comparsa del barrio ‘Simón Bolívar’ conquistó el primer lugar, seguida de la comparsa ‘La Luz’ del barrio 20 de Julio y el grupo ‘Fantasía Pescaitera Los Pololos’.

Diferentes grupos infantiles de las comunidades samarias se dieron cita en esta actividad, para mostrar su talento coreográfico y ser el mejor.

 

Por su parte, el primer puesto en la categoría Infantil lo ganó nuevamente ‘Fantasía Pescaitera Los Pololos’; ‘Dinastía Cayeye’ del barrio Nueva Galicia, alcanzó el segundo lugar, y la comparsa ‘Las Marimondas del barrio Obrero’, quedó de tercer lugar.

Finalmente, en la categoría danza, los mejores fueron los integrantes de la comparsa ‘Piensa Verde’, del barrio ‘María Eugenia’; el segundo puesto fue para ‘Afro Dance’, del barrio Bastidas, y en el tercer puesto, un reconocimiento a la danza ‘Los Pericos’, del barrio Ondas del Caribe.

Los ‘chiquitos’ dieron muestra que también son amantes del Carnaval; de la mano de sus padres, salieron de casa, sonrientes y dispuestos a disfrutar de su festividad, con sus mejores trajes y elementos típicos que reflejaban su espíritu inocente y lleno de entusiasmo, el mismo que cada año se activa para este evento tan esperado por ellos.

La ‘Rueda de Danzas y Comparsas’ contó con una masiva asistencia de familias enteras que no se querían perder este espectáculo y además, manifestando su apoyo a la participación de los niños para que crezcan en cultura e identidad y sigan siendo los verdaderos voceros de la tradición.

 

ADIÓS AL NIÑO JOSELITO

En esta actividad también se recibió a todos los carnavaleritos para cerrar su fiesta diciéndole adiós a Joselito, en una alegoría que no representa a la muerte, sino que persigue la consigna de resaltar la alegría del Carnaval y la importancia de educar a los niños con una idea más exacta del mundo que los rodea y que les permita observar, imaginar y expresarse para comunicar sus percepciones.

El encuentro convocó a los monarcas infantiles del Carnaval, Valentina Gamarra López y Sergio Andrés Bolívar Rosado, quienes junto con las sirenitas de varias comunidades de Santa Marta y vestidas de negrita puloy, despidieron entre el júbilo y la tristeza; con cantos, pregones, bailes, y tambores al Carnaval 2018.

La “esquina de la Alegría de los Niños” fue el epicentro del jolgorio infantil para darle la despedida a su Carnaval./ MONTINER ALVIS

 

Este acto se convirtió en un homenaje a las comunidades afrocolombianas, pues es un rito tradicional denominado Lumbalú; una religión y ritual funerario de la cultura palanquera en Colombia, en la que intervienen danzas, cantos, música y actuaciones, propio de la tradición africana. Fueron las niñas del grupo de baile infantil ‘Tambor Samario’, dirigido por la coreógrafa Ingrid Panefleck Daniels, quienes animaron con sus ritmos esta despedida particular.

También podría gustarte