‘Estamos viviendo la improvisación de la Superservicios’

El rebosamiento de aguas servidas en diferentes sectores de la ciudad, se ha convertido en un ‘lunar’ que estaría dejando consecuencias ambientales en la ciudad. 

A través de sus redes sociales, la alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson Salcedo, rechazó el aparente manejo antitecnico de la Essmar, la cual se encuentra intervenida por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios.  Para la mandataria, «la improvisación de la Superservicios, ya deja consecuencias ambientales y afecta al turismo».

Esto se debe a que en la última semana diferentes barrios de la ciudad se han presentado rebosamientos de alcantarilla, el más reciente suceso se presentó en El Rodadero.

Por medio de videos y fotografías, residentes y comerciantes han evidenciado el vertimiento de agua residuales, lo cual consideran una ‘herida’ mortal para la ciudad como destino, además de poner en riesgo la salud tanto de visitantes como los habitantes del sector.

El rebosamiento de las aguas pútridas se registra en las calles 7, 8 y 9  entre carreras 1 y 2, en el sector conocido como el Callejón de las Iguanas.

Los habitantes de este sector denuncian que en reiteradas ocasiones el sector se ha visto inmerso en problemáticas por la red de alcantarillado.

A raíz de esta situación, la alcaldesa Virna Johnson, pidió a la Essmar – intervenida por la Superintendencia de Servicios Públicos – que resuelvan los problemas de rebosamiento de aguas residuales en el sector.

La mandataria resaltó que cuando esto se presentaba “de inmediato lo atendíamos”, esperando que la agente interventora brinde una pronta, por lo cual le exigió a la agente interventora que presente un plan de contingencia y emergencia para atender estos sucesos.

“No han contratado suficientes equipos de respaldo, ni planta eléctrica. No están preparados para atender las emergencias que ocasionan las precarias redes que nos heredó Metroagua, redes que poco a poco hemos venido interviniendo. ¡Esto se pudo prevenir!”, dijo Johnson.

De igual manera, la mandataria se cuestionó, por qué se presenta dicha situación, teniendo en cuenta que con la intervención se había dicho que esto no se volvería a presentar en la ciudad, “¿cómo lo han resuelto?; ¿le han respondido al sector y a la comunidad? o lo que están haciendo es algo sin planeación rigurosa y con una improvisación?”.

Algunos ciudadanos coinciden que, “con la intervención de la Superservicios a la Essmar se ha descuidado puntos críticos en El Rodadero y se habla de otros sectores, donde tal parece que la intervención ‘no está dando frutos’ en la atención de la red de alcantarillado, sino que parece ser que solo se han enfocado en la parte financiera”.

Por otro lado, los residentes del barrio Bavaria también denunciaron rebosamientos de aguas negras, alrededor de 3 calles de su sector, generando malos olores en el sector.

Por lo anterior, la comunidad le hizo un llamado a la empresa Essmar para que controle estos rebosamientos.