Política en perspectiva

Es este un año políticamente revestido de ciertas complejidades, dado que es eso, un año político, que de por sí entraña enredos, laberintos y oscuridades como ya se están viendo y a la vista de todos escuetos están. Conforme pasaron los meses y pasan hoy las semanas y los días, se generan especulaciones de toda índole, crecen las tensiones y los desajustes, tanto en los equipos de gobierno, como en los grupos adversarios que rivalizan por acceder a curules en el Congreso. Para muchos la suerte está echada, para otros aún hay tiempo para enderezar cargas y para algunos más queda tiempo y espacio para engañar incautos. De todas formas, independientemente como se actúe, marcado está ya con sus fechas el calendario electoral.

De igual manera, seguiremos inmersos seguimientos judiciales, en narrativas gubernamentales y no gubernamentales referidas a corrupción, falencias, falacias, mentiras, demagogia, populismo, incumplimientos, autoritarismo y demás, con su consecuente polémica sobre lo útil e inútil, sobre la revocación de mandato, respecto de las elecciones propiamente dichas, lo institucional, y lo que podrá o podría darse luego del proceso electoral o procesos electorales, si tenemos también en cuenta las consultas y las presidenciales.

Muchas son las proyecciones en materia electoral, cada quien tiene la suya de acuerdo a preferencias y conveniencias. Las encuestas arrojan los resultados que quieren y desean sus contratantes. Nada es objetivo. Todo es especulación. Un aspecto relevante es cómo toman partido abiertamente en favor de sus intereses los gobernantes, lo que no debería ni debiera ser, de ahí que surjan una y más consideraciones. Todos dicen tener posibilidad y probabilidad de ganar, para lo que algunos ponen descarada y fraudulentamente en esa meta los sagrados recursos públicos en procura de ganar como fuere, situación que es percepción generalizada al estar teñido de colores visibles dicho proceder; vale decir, contar con el apoyo estatal, lo que debilita a los otros y los pone en desventaja.

Más en está sección

Fico une

De todos modos, si la gente es sensata, deben darse consideraciones que modifiquen los resultados en beneficio de los intereses superiores de la comunidad. Que el elector revise las variables mejores que a todos nos favorezcan. Que podamos tener una mejor representación en el Congreso y conduciendo los destinos patrios. Que la participación del crimen organizado, cuya figura tiene impactos definitorios, no se haga presente. Que la denominada clase media participe activamente, particularmente en las zonas urbanas donde su relevancia es mayor, contexto en el que debe tener presencia determinante, dado su acceso a información, comunicación y organización que posibilitan las redes sociales que dan la oportunidad de nuevas rutas para articularse y exigir mejores propuestas a los candidatos, así como estudiar, analizar perfiles y velar por que se cumplan sí o sí las propuestas de campaña. [email protected] *Jurista