Policía israelí recomienda procesar a Netanyahu por grave corrupción y fraude

Benjamín Netanyahu ya ha sido sospechoso de corrupción en el pasado, pero los casos nunca llegaron a salpicarlo

 

 

La policía israelí recomendó a la justicia la inculpación del primer ministro Benjamin Netanyahu por corrupción, fraude y abuso de confianza en dos casos, tras dos años de investigación, acusaciones contestadas por el mandatario, que aseguró que no piensa dimitir.

“La policía concluyó que existen suficientes pruebas contra el primer ministro para inculparlo de haber aceptado sobornos, de fraude y abuso de confianza”, indicó un comunicado oficial.

La decisión de procesar al primer ministro de 68 años depende ahora del fiscal general, Avishai Mandelblit, que podría tardar semanas o meses.

“Nuestro gobierno terminará su mandato y estoy seguro de que en las próximas elecciones (en noviembre de 2019) obtendré nuevamente el voto de confianza con la ayuda de Dios”, aseguró Netanyahu en una alocución televisada.

“Esas recomendaciones no tienen ningún valor jurídico en un país democrático”, declaró rechazando todas las acusaciones de la policía.

Durante la investigación, Netanyahu no ha cesado de proclamar su inocencia, repitiendo sin cesar la misma letanía: “No pasará nada porque no pasó nada”.

En una de las causas se acusa a Netanyahu de haber recibido regalos -por ejemplo, cigarros de lujo, a los que es un gran aficionado- de parte de adineradas personalidades, como James Packer, un multimillonario australiano, o Arnon Milchan, productor de cine israelí que trabaja en Hollywood.

El valor total de estos regalos ha sido evaluado en decenas de miles de dólares.

La policía también estimó que hubo corrupción en el acuerdo secreto que Netanyahu habría intentado concretar con el propietario del Yediot Aharonot, el diario israelí de pago más importante, para una cobertura favorable a sus intereses.

 

También podría gustarte