‘La loca’ tumbó pared del cementerio

Otro tramo de la pared del cementerio San Miguel se fue al piso, y es el segundo el segundo incidente de este tipo que se presenta en los últimos días. /MIGUEL ORTEGA

 

 

Las fuertes brisas que vienen azotando a la ciudad ´tumbaron´ ayer otra pared del Cementerio San Miguel. Ante ello, el administrador del campo santo el padre Hernando Fajid Álvarez Yacub culpó de esta situación a los trabajos que la Alcaldía adelanta desde hace dos años en la avenida Santa Rita, a través del Sistema Estratégico de Transporte Público de Santa Marta, Setp.

Pidió a la Administración distrital que se apersone del asunto porque este es un asunto delicado y que debe comenzar a asumir su responsabilidad colocando vigilancia porque ahora esta zona del cementerio quedó “escueta”.

´La verdad estoy preocupado, bastante preocupado porque aquí el perjudicado no soy yo, el perjudicado es el pueblo samario, toda la comunidad samaria, porque este cementerio es más de la comunidad samaria que mío, porque yo aquí no tengo ningún ser querido sepultados ni mucho menos, pero mientras yo esté al frente del Cementerio tengo que responder por la seguridad y por la confianza que ha depositado en mí cada familia samaria que tiene aquí a su ser querido”, dijo el sacerdote.

 

El padre Hernando Fajid Álvarez Yacub observa preocupado el lugar donde se derrumbó la pared. /MIGUEL ORTEGA

 

ESO SE ESPERABA

Fue enfático el padre Fajid en decir ante esta situación: “lo que esperábamos todos los samarios, que esa pared se viniera al suelo, “gracias” a la obra inconcluso de la calle 22, (avenida Santa Rita), yo me pregunto, ¿por qué no se había caído antes, porqué justo se cae ahora cuando la calle 22 ha ya hizo su daño”, expresó.

Recordó la preocupación y angustia que sufría en las anteriores temporadas de lluvia cuando ese sector se inundaba y pedía al SETP tomar medidas urgentes.

“Yo cada vez que llovía cruzaba los dedos porque esperaba que la pared que da a la calle 22, toda se fuera al suelo, y es que esta obra no lleva 6 meses, esta obra lleva tres año inconclusa por lo tanto esta pared soportó 3 inviernos”, anotó.

 

Algunas bóvedas quedaron descubiertas de ahí la preocupación del padre Fajid. /MIGUEL ORTEGA

 

ALCALDÍA DEBE RESPONDER

El padre Hernando Fajid Álvarez Yacub afirmó que “aquí quien tiene que responderle al pueblo samario es la Alcaldía, es la Alcaldía la que tiene que responder porque esto se llama daño a terceros”.

Recordó que hace algunos días se fue a tierra otro sector de la pared del mismo cementerio que da a la carrera séptima, situación de la que dijo. “El pedazo de la pared que se había caído yo lo arreglé, con algunos recursos de la misma gente que viene a misa y otras ayudas, pero yo le digo, ya aquí esto si se me sale de las manos, y se me sale de las manos porque yo en estos momentos todavía no he terminado de pagar el pedazo que se cayó y que yo reconstruí, pero aquí si se me sale de las manos”, explicó

Luego remató diciendo: ´Ya aquí el reclamo no solamente debe ser del padre Fajid, aquí el reclamos debe ser de todas las familias samarias porque el cementerio se me queda “escueto”, yo tengo redes eléctricas alrededor pero con el cementerio escueto y tanta inseguridad que hay, esto se puede convertir en un atracadero y además todo aquello de valor, como rejas vitrinas y todo lo que hay en el cementerio es vulnerable, ¿quién me responde por esto?, se preguntó.

Narró además el administrador del campo santo: “Yo considero que la Alcaldía, por lo menos debe colocar una celaduría mientras este impase se corrige, yo estoy preocupado, la verdad estoy muy preocupado y ahí sí no tengo con que levantar, como responder por el levantamiento de esta pared, que sea la Alcaldía que es la que nos ha perjudicado, ha perjudicado al cementerio y a todos los samarios, quien responda por esta situación´.

 

La alcaldía distrital debe responder dijo el sacerdote Hernando Fajid Álvarez Yacub, quien culpa a la administración por la implicación de la obra retrasada de la avenida Santa Rita.

 

HABÍA SOPORTADO MUCHO

El padre Fajid dijo que el peligro ahora es mayor: “ya el daño está hecho yo no creo que la pared soporte otro invierno, antes ha soportado mucho, porque es que la obra de la calle 22 no tiene un mes de estar abierta ya tiene tres años, en camino de los 4 años, son cuatro inviernos bien fuertes que se ha aguantado, ojalá la Alcaldía responda”, dijo.

Finalmente le envió un mensaje al alcalde Rafael Martínez, “que responda por este daño, el daño de la calle 22 y que hoy se traduce en daño a terceros, en daño al cementerio San Miguel, no solamente al cementerio sino a todos aquellos almacenes que han sido perjudicados por estas obras”, exclamó.

El sacerdote insistió en que como se iban dando las situaciones, este problema se veía venir.

 

LO HABÍA ADVERTIDO

El padre Hernando Fajid Álvarez Yacub, administrador del Cementerio San Miguel en entrevista concedida a HOY DIARIO DEL MAGDALENA el 25 de agosto del 2017 había advertido lo que podría pasar, pues el agua que se estancaba en ese sector de la avenida Santa Rita podría debilitar la pared.

La noticia se tituló con una frase del padre Hernando Fajid Álvarez Yacub. “Cada que llueve cruzo los dedos para que la pared de la 22 no se caiga”

En esa oportunidad el padre Hernando Álvarez Fajid Álvarez Yacub dijo que cada que caía un aguacero cruzaba los dedos para que la pared del cementerio San Miguel no se cayera, porque debido al agua que estaba empozada en ese sector, la pared se había humedecido y muchas bóvedas se estaban dañando por la misma humedad, generándole un problema grave.

Señaló que esa pared no se había caído porque es una construcción de las antiguas, muy resistente, pidiendo además a los entes de control que se pronunciaran al respecto, lo mismo que responsabilizaba al Distrito si se llega a caer, porque argumentaba que ellos eran los directamente responsables de esa obra.

También podría gustarte