Con los venezolanos creció la informalidad en Santa Marta

La informalidad es evidente en la Avenida Campo Serrano como también la ocupación de los venezolanos en espacios públicos como parques y alrededores del mercado público.

 

El directivo gremial recordó que la informalidad en Santa Marta está por encima del 60% y para corroborarlo basta con caminar por la Avenida Campo Serrano o visitar los alrededores del mercado público y áreas aledañas.

 

El presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio Santa Marta para el Magdalena, César Riascos Noguera, afirmó que los índices de informalidad en la ciudad siguen aumentando con la llegada de inmigrantes venezolanos.

Al referirse al vecino país, el directivo gremial expresó su preocupación por la situación crítica que están afrontando allá varios colombianos que desde hace algún tiempo se radicaron explorando nuevas oportunidades laborales. Dijo que hoy las circunstancias son diferentes lo que ha obligado a muchos venezolanos a venirse a Colombia y sobrevivir del rebusque.

Riascos Noguera se mostró en desacuerdo con los resultados de la encuesta realizada por el Dane para determinar el nivel de empleabilidad en el país, donde ubican a Santa Marta como la ciudad de menor desempleo en Colombia durante el año 2017. ‘‘Esas cifras están alejadas de la realidad por el aumento de la informalidad en los últimos meses. Y dicho aumento está ligada a la masiva llegada de venezolanos en el último tiempo, quienes han arribado a la capital de Magdalena buscando una oportunidad para solventar la crisis que los empuja a abandonar su país’’, recalcó.

 Los venezolanos que han llegado en condición de ilegalidad se dedican al rebusque en los puntos semafóricos de la ciudad donde comercializan mandarinas, limones, dulces y otros productos.

 

El directivo gremial recordó que la informalidad en Santa Marta está por encima del 60% y para corroborarlo basta con caminar por la Avenida Campo Serrano o visitar los alrededores del mercado público y áreas aledañas.

No es un secreto que en Santa Marta, como está ocurriendo con la mayoría de las ciudades fronterizas del país, cada día son más las personas de origen venezolano que llegan buscando oportunidades de trabajo y en algunos casos desplazando la mano de obra local.

La gran mayoría de inmigrantes han encontrando en la informalidad: limpiando parabrisas, vendiendo mandarinas, limones, dulces, tinto y otros productos, una opción para ganarse un dinero legal que les permita subsistir. Con el producido de sus actividades logran enviar algo a sus familiares que se están en Venezuela padeciendo adversidades originadas por una crisis política y económica.

 

César Riascos Noguera, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio Santa Marta para el Magdalena.

 

Es válido recordar que recientemente en una operación realizada de manera conjunta entre Migración Colombia, la Alcaldía Distrital de Santa Marta, Policía Metropolitana de Santa Marta, Defensoría del Pueblo y Personería Distrital, se determinó que a esta capital han ingresado más de 16 mil venezolanos, de los cuales no existe una cifra exacta de cuantos están con papeles en regla ni los que son irregulares.

Por su parte el presidente nacional de Fenalco, Guillermo Botero Nieto, también advirtió que la invasión venezolana a Colombia se ha vuelto inmanejable para el Gobierno por lo que considera urgente que solicitar a la comunidad internacional un apoyo decidido como lo hizo Turquía con los refugiados africanos y la comunidad económica europea apoyó a Turquía para tratar de manejar ese problema humanitario, ‘‘aquí hay que hacer exactamente lo mismo’’, recalcó el directivo gremial durante su visita a Santa Marta.

También podría gustarte