Por orden de Trump no invitaron a Maduro

280

 

El presidente boliviano, Evo Morales, acusó su par estadounidense, Donald Trump, de ordenar la cancelación de la invitación al mandatario venezolano Nicolás Maduro a participar en la Cumbre de las Américas en Lima.

“Por orden de Trump, el Grupo de Lima, con 12 de 35 países que forman Cumbre de las Américas, viola principio de no intervención y atenta contra Venezuela al cancelar invitación al hermano Presidente Maduro”, escribió Morales en su cuenta de Twitter.

Tras una reunión de cancilleres del Grupo de Lima el martes, Perú pidió a Maduro que desista de concurrir a la Cumbre de las Américas en Lima en abril, pues su presencia “no será bienvenida en dicho encuentro”.

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, había dicho inicialmente la semana pasado que Maduro podía asistir a la cumbre, luego de que el canciller venezolano, Jorge Arreaza, confirmara la presencia del mandatario venezolano y publicara un facsímil de la carta de invitación firmada por Kuczynski.

Por su parte, los países del Grupo de Lima le solicitaron al gobierno venezolano “que reconsidere la convocatoria de las elecciones presidenciales (adelantadas) y presente un nuevo calendario electoral”.

“Rechazamos que países de la región se presten a plan golpista de EEUU”, escribió Morales, único aliado sudamericano de Maduro.

Los gobiernos de Bolivia y Venezuela mantienen una fuerte afinidad política, que inició Morales en 2006 con el fallecido mandatario venezolano Hugo Chávez, padre político de Maduro.

 

VENEZUELA RESPONDE

La representación de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA) rechazó enfáticamente este miércoles las críticas formuladas la víspera a su calendario electoral por los países que conforman el llamado Grupo de Lima.

Esos países se atribuyen una “autoridad que nadie les ha otorgado para pretender desconocer nuestras instituciones”, dijo la máxima representante venezolana ante la OEA, Carmen Luisa Velásquez, quien llegó a referirse al grupo como “Cártel de Lima”.

Al fin de una sesión ordinaria del Consejo Permanente de la OEA, la embajadora de Perú, Ana Valdivieso, leyó el texto de la declaración que el llamado Grupo de Lima había emitido el martes, en el que pidió a Venezuela un nuevo calendario electoral y un “corredor humanitario”.

En respuesta, Velásquez dijo que se trata de un “grupo minoritario de países” y que carecen de “competencia legal ni moral alguna para pretender modelar el futuro de pueblo venezolano”.

Por ello, apuntó, Venezuela “rechaza las declaraciones” del grupo y “exige el cese inmediato de todas las agresiones y amenazas”.

En su intervención, la diplomática venezolana se refirió al “régimen supremacista blanco estadounidense”, al que criticó por “imponer sanciones coercitivas unilaterales” al gobierno de Caracas.

En la discusión que siguió, el representante de Estados Unidos, Kevin Sullivan, dijo que Washington apoya la prerrogativa del gobierno de Perú de “determinar quién debe participar de la Cumbre” de las Américas, que se celebrará en Lima en abril.

También podría gustarte