Atentado del ELN afectó casas y fuentes de agua

243

El nuevo atentado contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas que se registró la noche del miércoles en la vereda Cubugón (Toledo) no solo causó daño a los ríos Cubugón y Cobaría, sino que también afectó las viviendas del sector. 

El impacto, de magnitud desacostumbrada, causó pánico entre los habitantes que escucharon las detonaciones y pese a que lograron resguardarse en sus casas, el ingreso de crudo los obligó a evacuarlas. 

Según la personera de Toledo, Mónica Parra, la Defensa Civil atendió la emergencia que, hasta ahora, deja 50 personas evacuadas de 10 viviendas. Además, está cerrada la vía La Soberanía, debido a que el derrame alcanzó la carretera. 

Ecopetrol activó su plan de contingencia, mientras el Consejo municipal de gestión de riesgo coordinaba las actividades relacionadas con la atención a los damnificados, que serán ubicados temporalmente en el salón comunal. 

“Nos preocupa esta situación porque hay una comunidad afectada por estos hechos delictivos que atentan también contra el medio ambiente”, dijo la personera, quien llamó a la calma a los pobladores. 

Para el gobernador de Norte de Santander, William Villamizar, el hecho delictivo “en nada contribuye a lograr un proceso de paz, y estas no son las acciones que ayudan a consolidar ese camino”. 

Por su parte, el alcalde de Toledo, Jairo Castellanos, espera que la mitigación de Ecopetrol no solo cubra el medio ambiente, sino también la limpieza de las viviendas. Colprensa.

 

También podría gustarte