Policía y Secretaría de seguridad intensifica operativos en la ciudad

En lugares estratégicos  como en la calle 30, en la entrada al barrios el Pando se ubican los agentes del orden. / MONTINER ALVIS.

 

La Policía Metropolitana intensifica los operativos de Registro y Control en diferentes sectores de la ciudad, buscando controlar con ellos la ola de inseguridad que se presentan en algunos sitios neurálgicos de la capital del departamento del Magdalena.

Para adelantarlos los miembros de la institución policial montan retenes en algunas zonas conocidas por su alta circulación vehicular para realizar los registros a los conductores de vehículos de servicio público, particulares y motocicletas.

Además del registro a las personas que conducen eso vehículos, también se solicitan los documentos a los mismos automotores para ver si están al día con Soat y tecnomecánica y para comprobar que algunos de los conductores o pasajeros no tengan antecedentes o alguna “deuda” con las autoridades.

 

EN LOS BARRIOS

Por su parte la Alcaldía distrital, a través de la Secretaría de Seguridad y Convivencia, con sus programas de Casa de Justicia y Comisaría de Familia, en articulación con la misma Policía Metropolitana y con apoyo de la Secretaría de Educación, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y el grupo especial de Infancia y Adolescencia de la Policía Nacional, comenzó a atender las diferentes denuncias que la ciudadanía ha venido realizando con respecto a la población infantil en sus barrios.

Estas acciones se dieron como resultado de denuncias que los samarios venían realizando continuamente a las autoridades competentes de la ciudad.

Con respecto a este operativo, la Secretaria de Seguridad y Convivencia, Priscila Zúñiga, manifestó “Esta intervención permitió constatar una denuncia ciudadana que señalaba a jóvenes en actividades no aptas para su edad y que se encontraba por fuera del sistema escolar”.

Aseguró la funcionaria que con estas intervenciones y con la ayuda de la Secretaría de Educación, se recupera a jóvenes de la mano de la delincuencia y de cualquier actor ilegal que pretenda hacer uso de ella en sus actividades.

 

También podría gustarte