‘Nuestra apuesta es por una Colombia con justicia social’

231

El candidato presidencial Gustavo Petro presidió ayer en Santa Marta una concentración pública donde evocó al extinto líder guerrillero Jaime Bateman Cayón.´ Era el profeta de la paz, fue el que desde los tiempos de Gaitán volvió a pronunciar la palabra paz en la historia de Colombia’’, indicó Petro.

 

El aspirante a la Presidencia de Colombia, Gustavo Petro, quien presidió una manifestación en la Parque Bolívar de Santa Marta, dijo que le apuesta a una Colombia Humana con justicia social, esa misma que visionó Jaime Bateman Cayón.

Ante cientos de samarios, magdalenenses y turistas que llegaron al emblemático parque en el Centro Histórico desde las 4:00 de la tarde, el líder progresista honró el legado del samario insigne Jaime Bateman, quien fundó un 19 de abril el Movimiento M19.

‘‘Que bueno recordarlo aquí porque yo creo que una parte del país ha olvidado qué significaba su planteamiento para Colombia y cómo recuperar esa voz no tan antigua y precursora porque en realidad mucho tendría que decirnos ahora. Jaime Bateman era el profeta de la paz, fue el que desde los tiempos de Gaitán volvió a pronunciar la palabra paz en la historia de Colombia’’, indicó Petro.

En su discurso Petro dijo que Bateman supo luchar contra la desigualdad social en Colombia pero además decirle al pueblo colombiano en su rebeldía desde las armas que ‘‘lo que Colombia necesitaba no eran esas armas, no era ese conflicto fratricida en el que él mismo tenía que participar perseguido y clandestino, alejado de su propia familia, de Clementina, de sus amigos, de su mar en el que le gustaba nadar, de sus tierras de la Sierra y del paisaje pero que allí se incubaban los sentimientos hacia la Patria y hacia el pueblo’’.

Asegura Petro que no puede existir Patria sin pueblo y que la Patria es un concepto abstracto, frío, sin sangre y sin alma sino es sinónimo de lo popular, de la cultura, del alma y del pueblo mismo. ‘‘Bateman pronunció desde su rebeldía la necesidad de la paz para Colombia y no solo mencionó esa palabra por mencionarla sino que la ligó estrechamente como si fuera un concepto sin el cual no se podría construir ni hacer sino iba acompañado de la palabra justicia social’’, recalcó Petro.

En ese orden de ideas el aspirante a la Presidencia advirtió que no puede haber paz sin la justicia social y así como lo asimiló Bateman en los años 70’s él apuesta con la ‘Colombia Humana’ a lograr un país con democracia, con más equidad y oportunidades.

Dijo que precisamente por hablar del proyecto democrático que gestó Jaime Bateman y del Libertador Simón Bolívar que murió en Santa Marta, se le ha bautizado de ser ‘castrochavista’, mientras las huestes del pensamiento más retardatario de Colombia intentan confundir a la comunidad asignándole que traerá una economía y un modelo extranjero como el soviético.

‘‘La política es para transformar el mundo, no es para hacer negocio o enriquecerse. La política es un servicio igual al médico que atiende cuando alguien se enferma y sin cobrar, la política debe ser una vocación. Y como decía Aristóteles, la política es lo que nos diferencia del animal, es lo específicamente humano, se confunde con la palabra cultura. Política y cultura son el arte de reflexionar sobre sí mismo y sobre los demás actuando en consecuencia’’, recalcó Petro.

El líder progresista fue didáctico al relatar la historia de una señora vendedora de empanadas que fue desplazada por la violencia y llegó a rebuscarse a la ciudad soportando la humillación, el abuso del crédito gota a gota para poder subsistir. Dijo que esa mujer no pudo estudiar por falta de oportunidad y vivió frustrada. Ese puede ser el espejo de muchos colombianos que si no se dejan engañar por la clase política mafiosa, podrán aportar a la transformación y que Colombia sea realmente humana.

También podría gustarte