Alerta en 21 municipios por incendios forestales

299

En la sierra nevada, este año se han presentado incendios forestales en los sectores de San Pedro, Jolonura, Las Marías, entre otros.

 

Por la temporada seca se mantienen en alerta roja 21 municipios por alta posibilidad de ocurrencia de incendios forestales.

 

Teniendo en cuenta que en el departamento del Magdalena en esta primera temporada seca del año, se han presentado un alto número de incendios forestales en los sectores de San Pedro, Jolonura, Las Marías en el departamento del Magdalena; la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag) mantiene especial atención a la alta ocurrencia de incendios en zonas de cobertura vegetal.

“Se presentada una situación de alerta por incendios forestales principalmente en las áreas que rodean la Sierra Nevada, tales como Santa Marta, Ciénaga, Fundación y la Zona Bananera, siendo estas las zonas más susceptibles a este tipo de emergencias; es por ello que este es uno de los temas sobre el cual se mantiene especial atención en esta temporada seca”, indicó Alfredo Martínez, subdirector de Gestión Ambiental de Corpamag.

A su turno, Lourdes Peña, delegada departamental de bomberos, señalo que “se han atendido de manera oportuna y efectiva las emergencias con las herramientas adecuadas, carrotanques y máquinas extintoras. Esto se ha podido lograr gracias a los procesos de capacitación que en convenio entre Corpamag y la Dirección Nacional de Bomberos se han venido desarrollando lo que ha generado el bajar los indicadores de forestales en relación con años anteriores”.

Destaca la Delegada de Bomberos que “en las capacitaciones se han formado brigadas indígenas para atender este importante sector como lo es la Sierra Nevada jurisdicción del Municipio de Ciénaga, dado que en la Sierra se concentra una gran riqueza ambiental y hemos podido salvar gracias a estas capacitaciones y conformaciones de brigadas forestales”.

La autoridad ambiental del Magdalena, con el objetivo de prevenir y hacer frente a las graves afectaciones de los incendios en zonas de cobertura vegetal, ha ejecutado importantes convenios con el cuerpo de bomberos de Ciénaga. Al respecto, Alfredo Martínez, comunicó, “en el municipio de Ciénaga se ha desarrollado en los últimos años unos programas importantes en la atención a las conflagraciones que de hecho en estadísticas han mostrado que se han presentado menos incendios a pesar de la presencia de la sequía”.

 

MUNICIPIOS EN ALERTA

A la fecha, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), fija que en el Departamento, por la temporada seca se mantienen en alerta roja por alta posibilidad de ocurrencia de incendios forestales los municipios de: Algarrobo, Aracataca, Ariguaní, Chibolo, Ciénaga, El Banco, Fundación, Guamal, Nueva Granada, Pijiño del Carmen, Pivijay, Plato, Sabanas de San Ángel, San Sebastián de Buenavista, San Zenón, Santa Ana, Santa Bárbara de Pinto, Santa Marta, Sitionuevo, Tenerife y Zapayán.

 

RECOMENDACIONES

Ante la temporada seca o de menos lluvias que viven algunas regiones del país, especialmente los sectores de la región Caribe el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible recuerda a la ciudadanía y a las autoridades ambientales, adelantar las medidas que permitan prevenir la ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal, ya que según informó el IDEAM, entre los meses de enero y marzo se presentan menos lluvias en amplios sectores del territorio nacional, generando condiciones para la ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal, así mismo, la probabilidad de ocurrencia de heladas.

Según reportó la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, durante el mes de enero de 2018 se presentaron en el país 117 incendios forestales en 18 departamentos, que impactaron a 80 Municipios y dejaron alrededor de 2.214 hectáreas afectadas, por eso, dentro de las medidas preventivas se recomienda restringir las quemas agrícolas, fogatas y cualquier actividad que pueda generar este tipo incidentes. “Es importante resaltar que los incendios de la cobertura vegetal producidos de manera intencional son un delito amparado en el código penal, el cual establece que quien destruya, inutilice, haga desaparecer o de cualquier otro modo dañe los recursos naturales, incurrirá en prisión de 2 a 6 años y multas de hasta de 10.000 smlv”, explicó Néstor Garzón, coordinador de Gestión del Riesgo de la Dirección de Cambio Climático y Gestión del Riesgo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Acciones como la creación de la Red de Vigías Rurales para la detección oportuna de los incendios de la cobertura vegetal, con participación de las comunidades locales, permitirán detectar e informar de manera oportuna la presencia de fuego, “esta es una medida que se debe tomar de manera permanente. Al mantener estas redes se fortalece el seguimiento y la vigilancia de los ecosistemas estratégicos”, agregó Garzón.

Igualmente el funcionario recordó que estas medidas cobran importancia frente a las áreas del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, ante la posibilidad de incendios, especialmente en las regiones Andina, Caribe, Amazonía y Orinoquía, donde se deben mantener activos los planes de prevención y atención de incendios de la cobertura vegetal.

“Es indispensable seguir los boletines del IDEAM sobre alertas frente a incendios de la cobertura vegetal, los cuales nos permitirán estar enterados de la vulnerabilidad en cada una de las regiones del país y así poder estar preparados ante cualquier contingencia”, recomendó Garzón. Asimismo, recordó a las autoridades ambientales divulgar a través de los medios de comunicación local y regional, las medidas de prevención y las recomendaciones para los entes territoriales y comunidad en general a fin de reducir la ocurrencia de los incendios de la cobertura vegetal e informar oportunamente a las autoridades respectivas sobre situaciones de emergencia para alertar a los respectivos consejos municipales y departamentales de gestión del riesgo de desastres.

La mayoría de estos incidentes es generada por el hombre ya sea por acción u omisión y generan afectaciones a los ecosistemas, a la economía, a las personas y con graves impactos al ambiente.

Por ejemplo, durante el periodo 2002-2016 se afectaron 902.442 hectáreas de coberturas vegetales, con un promedio de 60.000 al año. Además, de enero a noviembre de este año se registraron 1886 eventos de incendios forestales que afectaron un área de 78.598 hectáreas”, dijo César Rey, director de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente.

Los incendios suelen constituir una de las principales causas de devastación de bosques, y de otro de tipo de cobertura como pastos y herbazales, entre otros.

“Cuando estos eventos ocurren también se genera deforestación, que conlleva consigo el aporte de emisiones de gases de efecto invernadero y pueden causar la pérdida de vidas humanas y de biodiversidad”, enfatizó Rey.

También podría gustarte