El lunes se conocerá medida de aseguramiento contra Hugo Aguilar

El próximo lunes 26 de febrero se definirá si envían o no a la cárcel al exgobernador Santander Hugo Heliodoro Aguilar Naranjo, su exesposa Mónica María Barrera Carreño, su exsuegra Socorro Carreño y Yeison Albeiro Sáenz Plazas, quienes son investigados por presunto incremento patrimonial.

Pasadas ocho horas de audiencia, y tras escuchar los argumentos de la Fiscalía para enviar a la cárcel a los hoy imputados, el juez 74 con función de Control de Garantías determinó suspender la audiencia para que los abogados defensores puedan intervenir y de esta manera tomar una decisión.

Las cuatro personas que están en manos de la justicia son investigados por el ente acusador tras evidenciar un aumento patrimonial. Los señalamientos los hizo la Fiscalía una vez se conoció de una compulsa de copias por parte de la Unidad de Justicia y Paz, por el delito de lavado de activos, esto con ocasión a que se investiguen los bienes que obtuvo el exgobernador y algunos familiares entre los años 2000 y 2015.

La Fiscalía basa su hipótesis en la condena proferida por la Corte Suprema de Justicia contra el exmandatario departamental, por su nexo con paramilitares a cambio de favores electorales. “Por haberse aliado con grupos de autodefensas (Bloque Central Bolívar de las AUC), que operaban en el departamento de Santander para las elecciones del año 2003 con miras para ser gobernador de dicho departamento”.  

En el marco de dicha investigación, el ente acusador halló bienes en Bogotá, Boyacá y Santander, además de vehículos de alta gama que estarían a nombre del exgobernador y en manos de Yeison Sáenz, quien también es investigado.

En medio de las diligencias preliminares contra las cuatro personas, el juez legalizó la captura de los mismos, sin embargo, desestimó la incautación de los vehículos, dado que la Fiscalía no esclareció la procedencia de dichos automotores, que corresponde a dos Porshe, un Mercedez Benz y un Toyota.

En el marco de la imputación, el fiscal del caso señaló que hubo un incremento patrimonial por parte de Aguilar Naranjo en más de 1000 millones de pesos, “entre los años 2000 y 2015 existe un total de 1999 millones de recursos sobre los cuales existe un rubro desconocido, lo que permite a la Fiscalía referir que hay un ilícito”.

Con relación a Mónica María Barrero Carreño, exesposa del exgobernador, el ente acusador aseguró que “presentó unos aumentos en su patrimonio por la suma de 179 millones de pesos durante el año 2002, alcanzando una suma de 2123 millones para el año 2015”.

Sobre Socorro Carreño, el ente acusador pudo establecer que hubo “incrementos patrimoniales por 281 millones de pesos de la siguiente manera: “Se distribuyeron para el año 2005 un incremento de 85 millones; para el año 2009 de 53 millones; para el año 2010 de 10 millones; para el año 2013, 7 millones; para el 2014, 9 millones, y 2015 una suma de 85 millones; para un total de 281 millones. También se logró establecer de un bien inmueble donde se identificó con un área de 64 hectáreas”.  

Y por último, Yeison Sáenz es responsable en los hechos por adquirir un vehículo que era de propiedad del exgobernador. Para la Fiscalía, Sáenz no tenía la capacidad económica para comprar un automotor de 150 millones de pesos. “Resulta un tanto relevante que se pactó de la siguiente forma de pago una cuota de 25 millones de pesos y 5 cuotas, de 25 millones de pesos. Lo únicamente relevante es que respecto del patrimonio personal no se encuentran los recursos para el desembolso de este dinero para el vehículo”, dijo el fiscal.

Por estos hechos, la Fiscalía les endilgó los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito, cargos por los que se declararon inocentes. Bogotá Colprensa.

También podría gustarte