El Estado invierte $ 4 mil millones en los proyectos productivos para víctimas

249

Los principales proyectos del Magdalena son en cultivos de café, frutales, apicultura y ganadería doble propósito.

 

Cerca de 6.636 hectáreas de tierras se han entregado a 450 familias víctimas del conflicto armado.

El Estado colombiano a través de la Unidad de Restitución de Tierras en el departamento del Magdalena, ha invertido $4.678 millones en proyectos productivos en beneficio de familias víctimas del conflicto que han regresado a sus predios anteriormente despojados por grupos amados.

Cerca de 6.636 hectáreas de tierras se han entregado a 450 familias restituidas, mediante las cuales tienen acceso a instrumentos para el desarrollo productivo en sus predios, con el propósito de contribuir en la generación de ingresos de manera sostenible. Si bien, las acciones complementarias a la restitución de tierras deben contribuir al retorno de las familias participantes. Para tal fin, los proyectos representan una de las principales herramientas de sostenibilidad de la restitución.

Los principales proyectos del Magdalena son en cultivos de café, frutales, apicultura y ganadería doble propósito. Y dentro de los casos más emblemáticos se encuentra la exportación de café a cuatro países como Australia, Bélgica, Japón y Estados Unidos. Así mismo se destacan los proyectos productivos de ganado en el municipio de Chibolo.

Por el hecho de ser beneficiarios de un fallo restitutivo las familias víctimas del conflicto armado tienen derecho a un proyecto productivo. La Unidad garantiza hasta 40 Salarios Mínimos Legales Vigentes para su implementación. En primer lugar se consulta a la familia cual es su vocación productiva, se examinan las características del suelo y se le presta una asistencia técnica por dos años para garantizar la sostenibilidad del mismo.

Por consiguiente, algunos de los municipios beneficiados con la entrega de proyectos son: Chibolo, Ciénaga, Sitionuevo y Sabanas de San Ángel. Cada uno de esto proyectos cuenta con la destinación de alrededor de $27 millones para su implementación, contando con un continuo acompañamiento técnico por parte de la Unidad de Restitución para determinar que las acciones productivas en los predios sean rentables y tengan buena productividad.

Si bien, el acompañamiento técnico de la Unidad busca garantizar a las familias restituidas estables condiciones de subsistencia, lo que contribuye a que los retornos sean efectivos. Dado que los proyectos productivos buscan facilitar el acceso a instrumentos para el desarrollo de las familias campesinas con restitución y posesión de sus predios, con el propósito de contribuir en la generación de ingresos de manera sostenible.

 

Los proyectos productivos buscan contribuir en la generación de ingresos de manera sostenible.

 

LAS BENEFICIARIOS

Según lo establece la Unidad de Restitución de Tierras, las personas beneficiarias de los proyectos productivos son aquellas a quienes se le restituyan sus derechos sobre la tierra por haber sido víctima del despojo, podrá acceder al incentivo para la implementación del proyecto productivo bajo principio de la igualdad, sin distensión de género, respetando la libertad u orientación sexual, raza, condición social (incluida su condición socio-económica), profesión, origen nacional, familiar, lengua, credo religioso, opinión política o filosófica.

 

El acompañamiento técnico de la Unidad busca garantizar a las familias restituidas estables condiciones de subsistencia, lo que contribuye a que los retornos sean efectivos.

 

LOS PROYECTOS SOBRESALIENTES

Uno de los ejemplos más destacables en la implementación de los proyectos productivos es el de la vereda La Secreta, donde familias restituidas han logrado consolidar cultivos de café. Por otro lado, se han implementado 20 proyectos mixtos de ganadería doble propósito. Junto con la producción de miel, polen y propóleos de productores que tienen abejas.

Con el beneficio de proyectos productivos, las familias restituidas en La Secreta han conseguido desarrollar actividades económicas como el cultivo de café de origen, el cual ha sido importado a Australia, Bélgica, Japón y Estados Unidos, dándole fuerza en su producción y recolección gracias al impulso en el Magdalena. Los beneficiarios del proceso de restitución de tierras hoy cuentan con su propia asociación, llamada Asociación de Agricultores Orgánicos de la Secreta (Agrosec).

En el municipio de Sitionuevo con una inversión de más de $336 millones a la fecha, la Unidad ha puesto en marcha 13 proyectos productivos en beneficio de familias víctimas de la violencia en el Magdalena, que tienen como actividad productiva primaria la ganadería y como componente de seguridad alimentaria el cultivo de vegetales y hortalizas.

En el municipio de Chibolo, la Cooperativa Agropecuaria de Campesinos y Campesinas del centro del Magdalena creó la Cooperativa Lechera ‘Colapaz’, la cual es el centro de acopio para todos los derivados lácteos que se producen en la región para su trasformación y comercialización.

Esta cooperativa es un esfuerzo de consolidación de la organización solidaria campesina de las veredas La Pola, La Palizúa, Canaán, Bejuco Prieto y El Encanto jurisdicción del municipio de Chibolo. ‘Colapaz’, ha permitido mejorar los ingresos y minimizar los esfuerzos de los campesinos retornados, para almacenar y conservar los productos que a diario producen en su comunidad, con el fin de comercializarlos de una manera más equilibrada y justa, mejorando su calidad y competitividad en el mercado nacional.

 

Algunos de los proyectos productivos tienen como actividad productiva primaria la ganadería.

 

LOS AVANCES DE LA RESTITUCIÓN

En el Magdalena, la Unidad de Restitución de Tierras a la fecha, han recibido un total de 8.124 solicitudes, de las cuales el 77% han sido intervenidas; y los casos en manos de los jueces ascienden a los 1.578. Además, están identificados los municipios donde se presenta el mayor número de solicitudes de despojo sobre predios obligados a transferirse o abandonados en el marco del conflicto armado. Estas zonas son: el distrito de Santa Marta, Fundación, Ciénaga, Zona Bananera y Pivijay, Plato. Y Chibolo, Sabanas de San Ángel, Tenerife y Ariguaní en el centro del Magdalena.

También podría gustarte