‘No tengo padrinos ni maquinarias políticas que me apoyen’: Caicedo

253

El exalcalde de Santa Marta Carlos Caicedo quien va a las urnas compitiendo con Gustavo Petro para la nominación presidencial dijo que ´las consultas tienen un mecanismo obligante y es que cualquiera que pierda tiene que respaldar a los otros, eso es lo propio en la consulta del establecimiento o de ‘los expresidentes’, los dos que pierdan tendrán que respaldar al ganador´/Colprensa

 

A dos semanas de la consulta interpartidista, el precandidato presidencial de la izquierda, Carlos Caicedo, habla sobre su campaña y las diferencias que tiene con su contrincante, Gustavo Petro, a quien – asegura – le dará competencia pese a que las encuestas lo ubican muy por debajo.

El exalcalde de Santa Marta fue entrevistado por la Agencia Colprensa y aseguró que ´no tengo padrinos políticos, no tengo maquinarias ni grupos económicos ni grupos familiares poderosos que nos respalden, a mí me respalda es la ciudadanía común y corriente y cada día hemos ido acrecentando un mayor nivel de reconocimiento a partir de ese respaldo´, anotó.

¿Cómo va la campaña a menos de un mes de la elección?

Avanzamos muy bien. Recuerda que esta es una campaña que le da voz a las regiones y por tanto estamos recogiendo muchas candidaturas de orden regional al Congreso de la República que sienten que tenemos identidad en reivindicar un país con un desarrollo más armónico, equilibrado y más orientado en torno a las autonomías regionales. Esperemos que ese crecimiento nos dé para pasar de este sueño a los resultados que puedan convertirnos en una sorpresa en estas elecciones.

¿Para qué ir a una consulta los dos, no era mejor un acuerdo, no es muy costosa?

Yo creo que el mejor mecanismo para definir las agendas y las candidaturas es apelar al elector, al constituyente primario. Hay dos consultas y las dos tienen validez, son dos modelos distintos, dos propuestas distintas y dos historias de país distintas. Otros queremos dar un salto hacia el futuro, hacia adelante, y eso supone validar las propuestas que aunque tenemos coincidencias con Gustavo, también hay muchas historias y experiencias que nos diferencian.

Si en última instancia, fuésemos iguales, hubiésemos llegado a un acuerdo político, pero encarnamos historias diferentes. Por ejemplo, yo vengo de una gestión pública construida en la dimensión regional, vengo de una gestión orientada a la academia y a poner de presente la universidad pública como un vehículo de inclusión para la juventud, de enfrentar a sectores de la política tradicional, de las mafias y la corrupción, que están enquistadas en los poderes territoriales y también represento una renovación de lo que se podría denominar como la política alternativa en Colombia.

 

El aspirante presidencial Carlos Caicedo, dijo que es partidario, si gana la consulta, de procurar insistir en una gran coalición con De La Calle y con Fajardo, así como insistí el 20 de diciembre cuando envié la carta a Sergio Farjardo, a Gustavo Petro, a Clara López y a Humberto de la Calle, yo soy partidario de una gran coalición./Colprensa

 

¿No le da miedo las encuestas que lo colocan muy por debajo de Petro?

Yo soy el candidato más nuevo de todos los candidatos que están en contienda, pero fuimos el movimiento que más firmas recogió aun por encima de Gustavo, el segundo después de la maquinaria de Vargas Lleras. Gustavo (Petro) ya fue candidato a la Presidencia, igual que Marta Lucía Ramírez, Vargas y Fajardo. Duque tiene como padrino a un expresidente. Yo no tengo padrinos políticos, no tengo maquinarias ni grupos económicos ni grupos familiares poderosos que nos respalden, a mí me respalda es la ciudadanía común y corriente y cada día hemos ido acrecentando un mayor nivel de reconocimiento a partir de ese respaldo.

Evidentemente, Gustavo hace parte ya del paisaje político de los líderes nacionales. No es fácil remontar en pocas semanas la trayectoria de personas que han venido consolidando su reconocimiento en 20 años, por tanto hemos crecido bastante. Si la tendencia sigue como va, por lo menos nos vamos a constituir en una fuerza significativa que va a contar en las próximas elecciones.

A esta consulta interpartidista la han denominado la consulta de la izquierda. ¿Le preocupa que así los identifiquen?

Yo la llamaría más bien la consulta del cambio, porque la otra representa la consulta del statu quo, de los expresidentes que ya gobernaron, los que defienden los intereses del establecimiento. Nosotros representamos la consulta de la gente que cree en la paz como una apuesta importante para superar el conflicto; de la gente que cree en la recuperación de lo público frente a todos estos años de saqueo y corrupción.

 

Carlos Caicedo dijo frente a la consulta del 11 de marzo que ´la gente tiene la opción de escoger entre un político que lleva 20 años enfrentándose con el establecimiento político tradicional y en un líder político que encarna la renovación y representa una voz en las regiones´.

 

¿Por qué rechazan las afirmaciones que dicen que Petro-Caicedo es el camino a traer a Colombia una crisis como la de Venezuela?

Porque yo reconozco que Fidel Castro y Chávez fueron unos líderes importantes en Cuba y Venezuela, pero para mí no son paradigmas en cuanto a la propuesta política y económica que tenemos para nuestro país.

Yo creo también en la resistencia pacífica de Ghandi, me parece inspiradora, logró la independencia de su país sin que eso significara un enfrentamiento armado entre hindúes contra británicos. Yo también tengo de referentes a Willy Brandt u Olof Palme, quienes fueron grandes líderes de una Europa post Segunda Guerra Mundial siendo fundamentales para la reconstrucción de Alemania y de los países nórdicos, particularmente de Suecia.

¿Cree que se está utilizando el miedo contra la consulta de ustedes?

Yo pienso que cuando tratan de asociar a alguno de los líderes que están en esta consulta, no particularmente a mí, mucho más a Gustavo con el castrochavismo, teniendo en cuenta la crisis de Venezuela, evidentemente están tratando de utilizar su viejo método de hacer política en torno al miedo, de buscar un villano para convertirlo en el centro del ataque y con esa estrategia polarizar para que no se ponga de presente la discusión central que hay en Colombia.

Yo no he gobernado Colombia, yo he gobernado un territorio y ahí hay indicadores positivos que han beneficiado a miles. A Gustavo lo tendrán que evaluar por su gestión y su comportamiento político. Esta es una consulta en la que si bien es cierto que estamos juntos Gustavo y yo y buscamos que haya una mayoría de colombianos que nos voten por ser la consulta del cambio, de la justicia social, de la equidad y de la paz, también es cierto que entre Gustavo y yo tenemos agendas diferenciadas.

¿Si usted gana, va a llevar a Gustavo Petro de vicepresidente o viceversa?

Ni Gustavo Petro me ha hecho esa propuesta ni yo le he hecho esa propuesta a él, no hemos conversado en lo absoluto de ello. Creo que está bien que sea así, si no sería una consulta prácticamente con todo acordado, muy amañada. La gente tiene la opción de escoger entre un político que lleva 20 años enfrentándose con el establecimiento político tradicional y en un líder político que encarna la renovación y representa una voz en las regiones.

¿Pero sí es claro que los dos se van a respaldar?

Necesariamente. Las consultas tienen un mecanismo obligante y es que cualquiera que pierda tiene que respaldar a los otros, eso es lo propio en la consulta del establecimiento o de ‘los expresidentes’, los dos que pierdan tendrán que respaldar al ganador. Aquí yo creo que ocurrirá lo propio y tendríamos que discutir la agenda y la apuesta política. Yo soy partidario, si gano esto sería lo que haría, de procurar insistir en una gran coalición con De La Calle y con Fajardo, así como insistí el 20 de diciembre cuando envié la carta a Sergio Farjardo, a Gustavo Petro, a Clara López y a Humberto de la Calle, yo soy partidario de una gran coalición.

¿Quién no puede llegar a esa coalición que usted plantea, a quién no ve ahí?

Creo que a Timochenko, me parece que está bien que haga su ejercicio de salir a la vida política por primera vez, tiene que hacer el curso de la democracia, pero a ellos les corresponde construir su propio camino, aunque seguramente habrá coincidencias en el país reconciliado que queremos construir, pero ellos tienen que construir su propio sendero.

¿En una eventual segunda vuelta como pasó en el 2014, usted haría una coalición con Vargas?

No, en lo absoluto. Creo que Vargas Lleras encarna lo peor de la política colombiana, él representa las maquinarias, el clientelismo, la politiquería, las familias tradicionales, los grandes contratistas, los clanes familiares que se han ligado a la corrupción, sectores que vienen de la parapolítica. Yo creo que Vargas representa el país que queremos dejar atrás.

¿Se ha sentido perseguido, teniendo en cuenta lo que pasó en diciembre con la Fiscalía?

Evidentemente. Yo ya fui víctima de montajes de la parapolítica, fui privado injustamente de la libertad casi cinco años, sé lo que es en carne propia la manipulación de los órganos judiciales y de control para sacarte del juego político y acabar con tu vida. Durante cuatro años en la alcaldía también lo viví en carne propia, sobrevivimos a ello y pudimos gobernar con resultados, la gente no elige a los gobernantes para que se anden quejando de lo que les hace la oposición. Evidentemente la oposición en Colombia es cruel, sobre todo cuando es la política tradicional que queda por fuera de los gobiernos territoriales o nacionales.

¿Qué diferencia hay entre Carlos Caicedo y Gustavo Petro? ¿Por qué usted debe ser el candidato a la Presidencia?

Yo represento un liderazgo fresco en la política alternativa y ciudadana en Colombia. Hemos trabajado en la región y represento una voz, la voz de las regiones. Si tu miras todos los candidatos, son candidatos que expresan la política centralista, la misma trayectoria de Gustavo se ha hecho en el centro del país y aunque él tenga mucho arraigo en las regiones, nosotros hemos levantado la bandera de la autonomía regional y una discusión de un sistema federal de gobierno para que podamos desarrollarnos de una manera más equilibrada, democrática y equitativa en las regiones colombianas.

En tercer lugar, yo he consagrado mi vida, desde el líder estudiantil que fui en tempranas épocas, a la juventud y a la educación, tengo una experiencia muy fuerte en educación superior. En síntesis, los resultados, una renovación en la política alternativa y ciudadana, representar las regiones, la juventud y la educación son elementos que nos diferencian. /Colprensa

También podría gustarte