Brisas huracanadas destecharon casas en El Pueblito de los Andes

Por lo menos unas 20 casas quedaron sin techos por efecto del fenómeno físico que se registró ayer entre las 5:30 y 6:30 de la tarde en el corregimiento de El Pueblito de los Andes.

 

Numerosas casas destechadas, árboles arrancado de raíz, redes eléctricas en el suelo y pánico entre la comunidad, ocasionaron fuertes vientos con ráfagas hasta de 90 kilómetros por horas, que ayer por la tarde azotaron al corregimiento de El Pueblito de los Andes, área rural del municipio de Nueva Granada.

El fenómeno natural se registró entre las 5:30 y 6:30 de la tarde, cuando los casi 3 mil habitantes de ese corregimiento, se alistaban para esperar la noche y fueron sorprendidos inicialmente por las brisas que a medida que pasaba el tiempo, arreciaban más.

“De pronto, sin ser expertos sentimos fuertes vientos con velocidades hasta de 90 kilómetros por horas que levantó varios techos, tumbó árboles que se encontraban en las aceras”, dijo Carlos Humberto Hernández Vives, periodista que habita en esa localidad.

Manifestó que el fenómeno natural no solo vino acompañado de vientos, sino de lluvias y hasta granizada, lo que le hizo pensar a las familias residentes allí, en su mayoría campesinas, de que algo malo podría pasar de continuar la arremetida de los vientos.

 

Árboles sobre la vía, como cables en el suelo y una granizada que ocasionó pánico entre la comunidad, ocasionaron las brisas huracanadas en ese corregimiento del municipio de Nueva Granada.

 

“Fueron 60 minutos en los cuales muchas casas se quedaron sin techo, otras con los techos retorcidos y molidos, varios árboles derribados y otros quedaron vestidos con los techos de las viviendas. Vivimos momentos de pánico”, sostuvo Hernández Vives.

La comunidad de El Pueblito de los Andes, espera para hoy la presencia de los organismos de socorro del nivel departamental y municipal, para que cuantifiquen los daños materiales y se brinde algún tipo de ayuda a los damnificados.

De otro lado, y al hacer referencia al hecho, Juan Fonseca, uno de los primeros habitantes del corregimiento, dijo que en sus años de vida en el pueblo, jamás había tenido una experiencia tan horrible como la vivida ayer cuando ocurrió el hecho.

“·Eso daba miedo, yo prácticamente quería salir corriendo, porque los vientos, la lluvia y la granizada, cosa que jamás se había visto en esa región, nos sorprendió a todos”, sostuvo de manera jocosa luego de ocurrido el lamentable insuceso.

También podría gustarte