Motociclistas muertos eran del ´Clan del Golfo´

Del hombre que resultó herido se conoció que registra una anotación judicial y, al parecer, integra el grupo armado organizado ‘Los Pachencas’.

La unidad especializada contra el crimen organizado de la Policía Metropolitana de Santa Marta lidera las investigaciones y reconstruye la escena del enfrentamiento a bala que dejó dos hombres muertos y uno más con una herida de gravedad, en hechos ocurridos al sur de esta capital. La primera hipótesis que tienen los investigadores es que las víctimas eran del ´Clan del Golfo´ y sus atacantes pertenecientes a ´Los Pachencas´.

´Ellos se venían dando plomo, no hubo una tragedia mayor gracias a Dios, pero los cuatro en las dos motocicletas protagonizaron tremenda balacera´, dijo un testigo del hecho.

Poco a poco los investigadores an podido armar el ‘rompecabezas’ que les dará como resultado el tiempo, modo y lugar en que se dieron los hechos, se conocieron nuevos detalles y una de las principales hipótesis.

El comandante de la institución policial en esta jurisdicción del departamento, coronel Jesús de los Reyes Valencia, aseguró que el doble homicidio sería un ajuste de cuentas entre bandas criminales organizadas. Fuentes judiciales revelaron que, al parecer, entre ‘Los Pachencas’ y ‘Clan del Golfo’.

En la escena del crimen, los funcionarios de la unidad móvil de criminalística de la Policía encontraron un arma de fuego tipo pistola marca CZ, un proveedor con siete cartuchos calibre 9 milímetros, ocho proyectiles, además, más de 20 vainillas calibre 9 milímetros y una motocicleta de alto cilindraje de placas BYS-99D.

“Con la reconstrucción de este hecho de sangre vamos a establecer cómo se ejecutó todo, también las causas. La minuciosa investigación nos permitirá conocer hacia dónde se dirigían las víctimas y si reposaban amenazas de muerte en contra de ellas”, manifestó una fuente judicial asociada a las pesquisas.

LAS VÍCTIMAS 

Los peritos judiciales, por medio de las huellas dactilares, pudieron obtener las identidades de las dos víctimas, quienes al momento de ser ultimadas a bala no portaban documentación que permitiera conocer sus nombres.

La Policía indicó que se trataba de Omar Alberto Cano Quintero, natural de Puerto Berrío, Antioquia, y Alejandro Rodríguez Chávez, de nacionalidad venezolana, residentes en el municipio de Manaure, en el departamento de La Guajira.

En cuanto a las heridas, se conoció que el pasajero, es decir el migrante venezolano, tenía múltiples heridas en la cabeza y a la altura del tórax. Mientras que el conductor, Cano Quintero, fue impactado en reiteradas oportunidades en el tórax.

SALIERON DE LA GUAJIRA 

Del antioqueño y el venezolano se conoció que salieron desde la población citada anteriormente, en el vecino departamento La Guajira, sin embargo, hasta el cierre de esta edición, se desconocía su destino final, por lo que las autoridades, por medio de sus familiares, tratan de establecer hacia dónde se dirigían y los motivos.

Los investigadores que están asociados a las labores que se están llevando a cabo contaron que, al parecer, los sicarios tenían información detallada de cada paso que darían las víctimas. Por lo anterior, presumen que los esperaron en la entrada a esta capital, en jurisdicción del corregimiento de Bonda, y los siguieron hasta la zona donde les dieron muerte.

EL HERIDO 

Como se dio a conocer en la edición impresa de ayer, en medio del intercambio de disparos, una tercera persona resultó herida. Las autoridades la identificaron como Adir Enrique Flórez López, quien por sus propios medios, llegó hasta el centro de salud del barrio La Paz.

Se supo que debido a la gravedad de la herida, los médicos de turno lo remitieron a un centro clínico de mayor nivel, por lo que fue trasladado en el menor tiempo posible hasta la sala de urgencias del hospital Julio Méndez Barreneche, en donde los intervinieron quirúrgicamente y lo dejaron bajo observación de especialistas.

De Flórez López se conoció que, al parecer, sería el sicario que hacía las veces de parrillero. El presunto delincuente, que tiene una anotación como indiciado por tráfico de drogas del año 2020, en el departamento del Cesar, fue capturado y permanece en custodia de la Policía.

SERÍAN DEL ‘CLAN DEL GOLFO’ 

En las investigaciones que se llevan a cabo, los funcionarios judiciales tratan de establecer si las víctimas hacían parte del grupo armado ‘Clan del Golfo’. “Esto nos arroja las pesquisas preliminares, pero como todo, podríamos tener un giro de 180 grados, que nos cambiaría el rumbo de la investigación”, indicaron las fuentes judiciales.

Entre tanto, los investigadores sostuvieron que el presunto sicario que resultó herido, Flórez López, al parecer, hace parte de la organización criminal ‘Los Pachencas’. “Todo es muy prematuro y esperamos darle un resultado positivo en las próximas semanas a la ciudadanía en general”, manifestaron las fuentes.

EL DOBLE CRIMEN 

El doble homicidio de Omar Alberto Cano Quintero, natural de Puerto Berrío, Antioquia, y Alejandro Rodríguez Chávez, de nacionalidad venezolana, se registró en la tarde del lunes en el kilómetro 1 + 750 de la vía Alcatraces – Mamatoco, a la altura del barrio Don Jaca.

Los detalles recopilados por los policías señalan que en ese punto de la ciudad fueron interceptadas las víctimas por otros dos individuos que se transportaban en un vehículo similar y se desencadenó el enfrentamiento después de escucharse la primera detonación.

Fue en ese instante cuando Adir Flórez, presunto sicario, le dio muerte al antioqueño y venezolano, y además, resultó herido de un balazo en el abdomen.

Hasta el lugar de los hechos llegaron funcionarios de la unidad móvil de criminalística de la Seccional de Investigación Criminal – Sijín – de la Policía, profesionales que se encargaron de adelantar la inspección técnica de los cadáveres.