¿En qué se diferencian eutanasia y el suicidio médicamente asistido?

Roberto Baquero, presidente del Colegio Médico Colombiano, dialogó con La FM para despegar dudas sobre la eutanasia y el suicidio medicamente asistido (SMA).  

“En la eutanasia el paciente decide terminar con su vida y en este procedimiento actúa directamente el médico. En el otro caso, el paciente necesita ayuda para ponerle fin a su vida, aquí el que actúa es el paciente”, señaló.

El galeno enfatizó en que la persona es quien decide libremente cómo desea terminar con su vida. Sin embargo, aclara que el proceso del SMA es mucho más serio, pues de por medio debe haber un acompañamiento por parte de profesionales de la salud para tal fin.

“Esto es algo que merece todo el respeto por parte de todos y una gran responsabilidad por parte del equipo que va a llevar a cabo estos procedimientos”, puntualizó.

¿Cuál es el proceso médico? 

Baquero explicó cuál es el proceso médico y cómo debe ser el acompañamiento hacia el paciente que desee interrumpir su vida, especialmente en casos terminales: “Se hace un seguimiento y se evalúa la patología y los exámenes del paciente. De acuerdo a ello el médico revisa si hay alguna posibilidad de vivir adecuadamente y lo que se busca es controlar al paciente y buscar un diálogo para ver qué tratamiento desea aceptar”.

Asimismo, se refirió a la decisión que tomó la alta corte sobre el suicidio medicamente asistido. “Esto era algo que debía ser despenalizado para acompañar a los pacientes. Tanto en la eutanasia como en el suicidio medicamente asistido se respeta la muerte digna como una forma de vivir dignamente”.

Para Baquero, es necesario que el Ministerio de Salud defina unos lineamientos para que el suicidio medicamente asistido se realice de manera efectiva.

EL ABC  

El suicidio médicamente asistido, SMA, ya es legal en Colombia, esto luego de que la Corte Constitucional votara a su favor para que se convirtiera en uno de los procedimientos para acceder a la muerte digna en el país.

Tras conocerse la decisión, son muchas las dudas que han surgido con relación a cuál es la diferencia entre el suicidio médicamente asistido y la eutanasia, que es otro procedimiento de muerte asistida que también fue aprobado por la Corte.

Al respecto, expertos explicaron que la diferencia concreta es quién administra el fármaco. Es decir que, el SMA permite que sea el paciente el que realice la acción de ponerle fin a su vida abiertamente y sin ser penalizado, mientras que para acceder a la eutanasia se requiere que el personal médico sea el que realice el proceso.

Según explicó la Fundación Pro Derecho a Morir, aunque en el suicidio médicamente asistido el paciente se autoadministra el medicamento, sí se requiere la asesoría de personal experto y autorizado para que este se lleve a cabo.

Así entonces, el SMA no será penalizado siempre y cuando se realice bajo el amparo médico, de lo contrario, el procedimiento seguirá siendo castigado con una pena de entre 12 y 108 meses de prisión.

Aplicando la nueva medida de la Corte, ya no será posible castigar a los prestadores de salud que acompañen este tipo de procedimientos, ya que en el Código Penal colombiano la inducción al suicidio estaba tipificado con una pena entre 16 y 36 meses de cárcel.

¿En qué casos aplicará el SMA? 

Los requisitos para acceder al SMA son cuando el paciente tenga alguna enfermedad grave o incurable, cuando experimente fuertes dolores físicos o psíquicos que sean incompatibles con la idea de vida digna de este, cuando el paciente tenga una lesión corporal grave o incurable, así como cuando manifieste su consentimiento y cuente con la asistencia de un médico.

Mónica Giraldo, directora de la Fundación Derecho a Morir Dignamente, en diálogo con Caracol Radio explicó que en el caso de las personas que padezcan demencia, deterioro cognitivo o esclerosis, estas pueden optar por la opción de la eutanasia.

«Se va a tener una asistencia médica para cumplir con este objetivo, pero también estará contemplado en el marco de salud. Hacemos un llamado a los pacientes para que sepan que no cualquier tipo de suicidio es válido», detalló Giraldo.