Se mató jefe de compras del hotel Medellín

El adulto, según el informe de la Policía, sufría de depresión y esto habría sido el detonante de su suicidio. 

La depresión, trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria, sigue siendo el principal detonante de los suicidios en la capital del Magdalena.

Ayer, un adulto decidió ponerle fin a su vida. Los hechos ocurrieron en horas del mediodía en el hotel Medellín, ubicado en la calle 12 #2-58 del sector turístico de El Rodadero, al sur de la ciudad.

La institución policial dio a conocer que el suicida, identificado como Óscar Alberto Ríos Marín, de 60 años de edad, natural de Abejorral, Antioquia, después de realizar unas labores en su oficina, debido a que se desempeñaba como coordinador de compras del sitio de hospedaje, subió hasta el séptimo piso donde su situada su apartamento.

Minutos más tarde, los colaboradores del hotel y huéspedes sintieron un fuerte estruendo, por lo que salieron a ver qué había sucedido. Después de buscar por todas las instalaciones, encontraron el cuerpo del antioqueño en donde se ubica el parqueadero, sin vida y con una herida amplía en su cabeza producto del fuerte golpe.

Tras lo ocurrido, uniformados de la unidad de vigilancia por cuadrantes adscrito a la estación El Rodadero llegaron hasta el lugar de la tragedia y acordonaron la zona, además taparon el cadáver con un plástico color blanco. Al mismo tiempo, iniciaron las investigaciones para esclarecer lo sucedido.

Finalmente, funcionarios de la unidad móvil de criminalística de la Seccional de Investigación Criminal – Sijín – de la Policía Metropolitana de Santa Marta adelantaron la inspección técnica del cadáver y posteriormente lo llevaron hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.