“La oportunidad de la Fórmula 1 suele llegar solo una vez”

Ya se encuentra en Mónaco Sebastián Montoya preparando lo que será la tercera jornada del Campeonato de la Fórmula Europea Regional, su primer circuito callejero, él mismo donde su padre hizo historia.

El piloto de la Escudería Telmex Telcel Claro, hijo del también piloto Juan Pablo Montoya, estará compitiendo este fin de semana en el histórico circuito urbano.

En su tercera temporada bajo la bandera del equipo Prema Racing, ha dejado claro su crecimiento en la categoría en una de las competencias más exigentes del automovilismo y de alto perfil.

Más en está sección

En la actualidad, y luego de las rondas puntuables desarrolladas en Monza e Imola, Sebastián ocupa el primer lugar en la Copa de Rookies en el Freca y es noveno en la general, con 20 puntos, siendo que este campeonato esta adelante de la F4 y es el paso certificado por la FIA a la F1.

Son diez rondas puntuables en circuitos que hacen parte de la máxima categoría: Monza, Imola, Mónaco, Le Castellet, Zandvoort, Hungaroring, SpaFrancorchamps, Spielberg, Barcelona y Mugello.

“Terminamos las primeras dos rondas del campeonato. Fueron bastantes positivas, la velocidad cada vez va mejorando y con el equipo estamos trabajando más duro”, comentó Sebastián Montoya desde el famoso principado de Mónaco.

Y agregó, “En cuanto a Mónaco, es una carrera bastante especial para mí por la victoria de mi papá en el 2003, y así como sueño estar corriendo en este trazado, será mi primera vez en un circuito callejero, por lo que será un reto bastante desafiante, pero con el equipo y los colombianos apoyándome, seguro nos irá bien”.

El piloto de 17 años ha dejado en claro su crecimiento en la categoría y lo que está por venir, “Lo más importante es no dejar de aprender y aplicar lo aprendido, para cuando lleguen las oportunidades las aprovechemos. La oportunidad de la Fórmula 1 suele llegar solo una vez”.

Además de las múltiples actividades que debe realizar para preparar una a una sus carreras, ha empezado a trabajar en una nueva campaña junto con Claro Colombia en las campañas que la compañía de telecomunicaciones ha desarrollado sobre el uso responsable de Internet entre los jóvenes.

“Vengo aprendiendo cómo ser responsable con el uso de la tecnología, que tantos beneficios nos ha traído en estos tiempos siempre que le demos un uso responsable y adecuado. Pero uno, y más de jóven, debe controlarse a la hora de los videojuegos y no terminar quitándole tiempo a otras cosas en la vida por estar jugando. Como me dice mucha gente, hay todo un mundo más allá del celular”.

Además, estará acompañando con su imagen a Escuelas Conectadas, iniciativa que hace parte de la estrategia de sostenibilidad de Claro en el país, y con la que desde el 2020 se está conectando a internet gratuito a una institución educativa nueva cada semana, logrando impactar a más de 150 mil estudiantes en toda Colombia.

“La tecnología es una constante en mi vida. Desde los simuladores, la preparación teórica y el conocimiento aplicado por las plataformas educativas virtuales, hasta el uso personal de las redes sociales, me han permitido crecer y conocer más del mundo que me apasiona y contarles a todos cómo se va desarrollando mi carrera”, continuó el piloto.

LAS CLAVES DE LA TEMPORADA DE MONTOYA

¿Cómo fue la experiencia en la Fórmula Regional Asiática 2022?

Fue mi primer paso por este campeonato y no esperaba mucho. En los test que realizamos a finales del año pasado no me sentía cómodo en el carro, pero llegamos y trabajamos duro en el carro, para ir poco a poco, donde logramos salir en primer lugar, liderar la carrera y ganarla.

¿Cuál era el objetivo con la participación en ese campeonato?

La queríamos utilizar como una base para poder dar el paso a Europa y entender mejor y más rápido lo que necesitábamos trabajar más y ser más competitivos.

Con mi experiencia en F4 y en Asia donde fuí líder del equipo, donde aprendí a serlo, me ayudó mucho a mi estilo de manejo, para que las llantas trabajaran mucho mejor.

Tuvo la experiencia de correr con su padre (Juan Pablo Montoya), en el mismo auto y la misma carrera… ¿Qué diferencias encontraron entre los dos como pilotos?

Siempre he estado al lado de mi padre, siendo su sombra, por lo que esa experiencia fue única. La forma de trabajo de él y mía son muy diferentes, porque estamos en niveles muy diferentes.

Realmente me dediqué a hacer exactamente lo que mi papá me decía que hiciera, porque respeto mucho toda su experiencia. Aunque no terminamos el fin de semana, la verdad fue una experiencia increíble, aprendiendo a trabajar como él.

¿Cómo se siente llegar a Mónaco?

Es increíble por la historia allí de mi familia y por ser mi primera competencia callejera. Solo tendremos una práctica y no dos, lo que lo hace más difícil.

¿Se ve cerca de la Fórmula 1?

Creo que al paso que vamos, vamos bien. No sabemos qué se vendrá en el futuro, pero el camino que recorremos es con la idea de llegar allí. Creo que el nivel que tengo es bastante para mí edad, aprendiendo mucho de mi papá, pero sin dejar de tener claro que allí, normalmente, sólo se tiene una oportunidad, se debe estar lo mejor preparado posible.

Ahorita no hay mucho hueco, hay mucha fila de pilotos camino a la F1. Esperemos que en un par de años podamos estar en la fila en búsqueda de esa oportunidad.

/Colprensa