No pudo ´coronar´ su último atraco y fue dado de baja

De acuerdo con la Policía, la víctima estaba sindicado de homicidio, hurto y porte de armas 

Como José Alberto Correa Calvo, de 24 años y natural de Chibolo, Magdalena, fue identificado el hombre que murió de un disparo por arma de fuego, en un presunto atraco frustrado la tarde del miércoles en inmediaciones del Mercado Público de Valledupar.

De acuerdo a información aportada por la Policía Nacional, Correa Calvo presenta anotaciones por homicidio, hurto calificado, fabricación y por tráfico y porte de armas de fuego o municiones. Procesos que adelantan la Fiscalía 08 Seccional de Valledupar, fiscalía 20 Local y la 16 Seccional, Unidad Vida de Valledupar, respectivamente.

Los hechos sucedieron a las 5:00 de la tarde aproximadamente, cuando el sujeto intentó atracar a un médico anestesiólogo en un local de razón social ‘Agropecuaria Mi Finca’, a donde llegó con un revólver y le quitó una cadena de oro al galeno, quien en defensa le disparó con una pistola a la altura del cuello.

El delincuente, a quien apodaban ‘El Titi’, se desplomó en la vía agonizando por varios minutos, e incluso vomitaba la sangre, por lo que fue llevado en ambulancia hasta la Clínica Santa Isabel a donde ingresó sin signos vitales.

Videos de seguridad de locales aledaños, revelan que el antisocial llegó caminando al lugar y cuando salía de atracar, apareció otro sujeto en motocicleta con chaqueta negra a recogerlo, pero al momento en que se montaba como parrillero recibió el mortal disparo, quedando tirado en el suelo, mientras que su compinche huyó a toda marcha sin lograr ser identificado.

EL MÉDICO DEBIÓ AUXILIARLO 

Huber Correa, padre de la víctima, se mostró indignado por la actitud del médico que disparó contra su hijo. “No me esperaba que un médico hiciera un acto tan inhumano, al no intentar salvarle la vida cuando José Alberto Agonizaba. Como médico tenía que salvarlo y lo que hizo fue ignorarlo, por ello también merece su castigo”.

Agregó que entiende que el galeno intentó defenderse, pero solo debió herirlo y entregarlo a la policía para su judicialización por el delito cometido.

El reporte de la policía indica que el galeno que disparó al joven fue capturado para el proceso legal respectivo, mientras que la pistola que utilizó también fue retenida.