¿Intento de atraco o ataque sicarial?

Son varias las hipótesis las que los investigadores analizan para esclarecer las circunstancias del modo, tiempo y lugar en que se presentó el homicidio de esta reconocida comerciante en el Mercado Público. 

Las unidades investigativas de la Policía Metropolitana de Santa Marta no cesan en las labores que les permitirán armar el ‘rompecabezas’ para esclarecer en su totalidad el homicidio de Julia Esther Rosado Salcedo, de 42 años de edad, a quien cariñosamente la llamaban ‘La Mona’ en el barrio donde residía y en la zona comercial del Mercado Público.

Inicialmente, los peritos judiciales señalaron que la hipótesis que rodeaba el hecho de sangre que estremeció a la ciudad el pasado jueves 16 de junio y tomaba más fuerza dentro de la investigación, era que se había dado en un intento de asalto. Sin embargo, ahora son varias las versiones las que son analizadas, teniendo en cuenta los elementos recopilados durante las actividades de campo.

Los investigadores asignados para esclarecer el tiempo, modo y lugar en que se presentó el ataque con arma de fuego buscan establecer si en realidad todo se dio en medio de un intento de asalto o si por el contrario se trató de un ataque sicarial dirigido hacía la víctima por problemas personales.

Las autoridades dicen que todo es prematuro, por lo que se encuentran  trabajando minuciosamente para entregar resultados positivos en los próximos días a los samarios. “Tenemos la seguridad que vamos a esclarecer el homicidio de Rosado Salcedo, así como también vamos a lograr individualizar al individuo que le dio muerte”, señaló una fuente judicial.

EL HOMICIDIO 

Cabe indicar que el homicidio se registró al interior del antiguo colegio Liceo del Caribe, situado en la calle 10 #12-12 del barrio Miraflores, en la mañana del jueves, momentos en que la víctima, es decir, ‘La Mona’, se encontraba laborando junto a otra mujer, que al parecer, era su pareja sentimental.

De acuerdo a la información preliminar recopilada por la Seccional de Investigación Criminal de la Policía Metropolitana de Santa Marta y que fue revelada a esta casa periodística, hasta la dirección antes citada, donde se encontraba la fémina  llegó un individuo con un arma de fuego y le apuntó a la compañera de la víctima, con el fin de que le hiciera entrega de una mochila que tenía cruzada en entre su torso.

Ese día, según la Policía, Rosado Salcedo al percatarse de la acción delincuencial, se abalanzó encima del malhechos y este en su afán de huir al verse atrapado, cargó el arma tipo pistola que portaba y le disparó en dos oportunidades; logrado su cometido, el individuo salió corriendo de la edificación y escapó, al parecer, en una moto que lo esperaba en la parte de afuera con rumbo desconocido.