Santa Marta, inundada de ‘aguas negras’

El Centro Histórico, el sector del Mercado, Bastidas, Pescaíto, Timayui, Ensenada Olaya Herrera, San Martín entre otros barrios, están en emergencia sanitaria por el derramamiento de las alcantarillas.  

El invierno volvió a sacar a relucir el problema sanitario que sufre la capital del Magdalena. El Rodadero, La Bahía, al igual que otros sitios turísticos y sectores residenciales permanecen inundados de aguas de alcantarillas.

Como un problema de nunca acabar sigue el colapso del sistema de alcantarillado y, según los líderes comunales en la ciudad, es por la falta de un adecuado mantenimiento de los desaguaderos por parte de Essmar.

Al respecto, la alcaldesa Virna Johnson, le exigió a la Essmar, empresa intervenida por la Superintendencia de Servicios Públicos, que cumpla con su trabajo, prevenga y atienda las emergencias por rebosamientos de aguas residuales que vienen dejando una mala imagen al turista.

“La falta de planificación y prevención por parte de la Essmar está cobrando factura al turismo”, así lo manifestó la mandataria distrital, quien llamó la atención sobre estos vertimientos de aguas residuales.

De este modo, el Departamento Administrativo de Sostenibilidad Ambiental, Dadsa, adelantó un recorrido por diferentes sectores en los que aseguran que se evidencia la falta de prevención, planificación de la empresa de servicios públicos de la ciudad frente al rebosamiento de aguas residuales.

La emergencia se registró en la carrera Primera con calle 22 en pleno Centro Histórico de Santa Marta. Lo preocupante es la afectación ambiental puesto que las aguas servidas rebosadas están cayendo directamente al mar y deberían llegar hasta la Estación de Rebombeo para ser impulsadas mar adentro a través del emisario submarino.

Además, también se reportó una situación similar en la calle 22 con carrera 19 frente a la clínica Mar Caribe. En las calles 9 y 10 también los manjoles se rebosaron y las aguas residuales ‘perfumaron’ el sector contiguo a la plazoleta de jugos tradicionales en el camellón de la bahía. La zona en donde los pescadores mantienen sus embarcaciones permaneció con desechos sobre la playa como ramas, icopor, plásticos y hasta un gatito ahogado.

En la Avenida del Ferrocarril con calle 8, más exactamente diagonal al CAI del mercado público, un manjol parecía un volcán en erupción del cual brotaba agua sucia a borbotones cuya escorrentía seguía su cauce hacía la Avenida Campo Serrano.

Los olores putrefactos y el rebosamiento de aguas no solo perjudican a los comerciantes quienes deben cerrar sus locales comerciales o los transeúntes de la zona, sino también causan impacto en la salud de quienes tienen que ‘convivir’ con los malos olores.

A raíz de esta situación, es evidente notar la inconformidad de los samarios, toda vez que es un problema de salubridad pública con el que se viene padeciendo hace años, soportando durante horas y días olores desagradables, enfermedades en la piel y un sin números de problemas que aquejan a los que habitan los sectores que más resultan afectados. La comunidad exige una solución pronta a esta problemática y le hace un llamado a la Essmar para que brinde una solución a largo plazo.

RESPONDE LA ESSMAR

Tras la solicitud hecha por parte de la autoridad ambiental de Santa Marta, la Essmar informó que, “activamos el protocolo de actuación con equipos de succión en el punto de afectación, ante el aumento de caudales del sistema de alcantarillado, producto de las fuertes lluvias presentadas en las últimas horas”.

Igualmente, mencionó que la situación se presenta debido a un colapso en el colector tras la ausencia de un sistema pluvial que recoja el agua lluvia.

Es por ello que, la entidad invitó a la ciudadanía a hacer un uso responsable del sistema de alcantarillado. “Los manholes no se deben levantar por ninguna razón, menos en temporada de lluvias. No arrojar basuras, ni vertir aceites, es otra forma de contribuir. Por favor entre todos cuidemos el sistema”, dijo la empresa.

Finalmente, se estableció que desde Essmar, continuarán trabajando con su equipo operativo para estabilizar el sistema de alcantarillado de Santa Marta.