Mataron a tiros a ‘El Ñoño’

La Policía Magdalena a través de sus unidades adscritas a la Seccional de Investigación Criminal – Sijín – inició las pesquisas para esclarecer el ataque a bala que dejó una persona muerta en el municipio de Algarrobo. La víctima que se ganaba la vida como vendedor de pescado murió instantáneamente en el sitio de los hechos.   

El hecho de sangre se registró alrededor de las 9:30 de la noche en cercanías al colegio departamental, donde se encontraba la víctima, identificada como Deivis José González Rúa, de 42 años de edad, y conocida cariñosamente como ‘El Ñoño’ abordo de motocicleta, cuando fue interceptado por dos sujetos, quienes, sin mediar palabras, le propinaron varios balazos, acabado con su vida casi de manera inmediata.

De acuerdo a la información que recopilaron los investigadores en la escena del crimen, dos individuos, también a bordo de una moto, interceptaron a ‘El Ñoño’ y quien hacía las veces de parrillero, desenfundó un arma de fuego y le propinó varios balazos en el cuerpo que lo dejaron en posición boca abajo sobre una calle polvorienta.

Logrado su cometido, los sicarios huyeron del lugar con rumbo desconocido aprovechando la oscuridad de la noche, mientras que, vecinos y caminantes del lugar que escucharon las detonaciones, llegaron con la intención de auxiliar a la víctima, pero este ya no contaba con signos vitales.

Posteriormente, al sitio de los hechos llegaron miembros de la estación de Policía de Algarrobo, quienes al percatarse que González Rúa no estaba respirando, dieron aviso a las autoridades de Policía Judicial para que adelantaran la inspección técnica y el levantamiento del cuerpo.

Confirmado el deceso, la unidad móvil de criminalística llegó hasta el mencionado centro hospitalario y adelantaron la inspección técnica del cadáver. Culminado los actos urgentes, llevaron el cuerpo hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

La Policía en articulación con la Fiscalía adelantó las investigaciones para esclarecer las verdaderas circunstancias de este hecho de sangre, debido a que según lo informado por familiares y amigos, ‘El Ñoño’ no tenía amenazas de muerte ni problemas de ningún tipo con alguna persona. Aún se desconocen los móviles del crimen y se trabaja para dar con la captura de los responsables de dicha acción sicarial.