Nada se sabe del robo de $2 mil millones

El rostro de los delincuentes que perpetraron este asalto no ha sido revelado, se desconoce su identidad y la ruta que tomaron con la millonaria suma de dinero que alcanzaron a llevarse. 

El misterio rodea el millonario robo perpetrado la semana pasada a un camión de la Brink´s en las afueras del centro comercial Ocean Mall. Ni la Policía y mucho menos la empresa transportadora de valores han querido referirse al tema, ni entregar mayores detalles sobre lo que verdadero ocurrió.

Tras cinco días del millonario asalto  registrado la mañana del pasado viernes 24 de junio en la esquina que une la avenida del Río con la Avenida Ferrocarril, las autoridades se han mantenido en silencio sin entregar mayores detalles.

Los directivos de la empresa dedicada a la recepción, procesamiento y transporte de valores a nivel nacional han preferido mantenerse en silencio, así mismo el comando de la Policía Metropolitana de Santa Marta, a cargo del coronel Jesús de los Reyes Valencia, cuyos uniformados de la Sijín quienes lideran la investigación para esclarecer el robo.

De acuerdo a información extraoficial conocida por esta casa periodística, los ‘bandidos’ se llevaron más de $2.000 millones de pesos en efectivo, una alta suma de dinero que ha llamado la atención de la ciudadanía samaria, pues aseguran que no se explican cómo dos delincuentes se llevaron esa cuantía.

Del mismo modo es inexplicable el hermetismo que han decidido mantener ante un millonario robo que solo perpetraron dos malhechores, de quienes cinco días después, no se conoce su rostro y tampoco un vídeo que muestre su actuación, la ruta que tomaron y cómo abrieron la puerta del copiloto del camión de valores.

El día del asalto se supo de manera extraoficial que uno de los hombres de seguridad habría estado presente en el pasado hecho, ocurrido en febrero de este mismo año, y en el reciente, lo que ha llamado la atención de los investigadores que participan en las pesquisas.

El hecho delictivo, que aún tiene anonadado a los ciudadanos, se registró luego de que el camión de valores placas BYX-582, y uno de los ocupantes del vehículo, se disponía a ingresar al centro comercial a cargar los cajeros de Colpatria y la tesorería de Jumbo y, minutos después, fue neutralizado por tres sujetos que estaban amenazándolo con armas fuego.

Mientras dos de los tres sujetos intimidaban al hombre que estaba surtiendo los cajeros, el tercero estaba apuntándole al conductor que custodiaba el camión en el que había más dinero. Los tres sujetos se apoderaron de las tulas llenas de fallos de billetes de la más alta denominación.

Luego de eso, el conductor manifestó que los delincuentes ingresaron por la puerta del copiloto y lo amenazaron con arma de fuego y le pusieron unas esposas, al parecer, de plástico.

Se desconoce la identidad de los asaltantes; así mismo. Para la investigación fue designada una unidad de la Sijín que inició la indagación revisando las cámaras de seguridad del sector para de esta manera establecer de manera certera las circunstancias en que se cometió este robo y para saber si hay complicidad por parte de algún sujeto.