Ocampo y Gaviria, los favoritos para quedar en el MinHacienda

El país sigue a la espera de conocer quién será el próximo líder de la cartera de Hacienda, que dejará libre José Manuel Restrepo cuando termine el mandato de Iván Duque. Este nombramiento será clave en un gobierno que propone adelantar este mismo año una reforma tributaria y que enfrentará retos como el déficit fiscal, la deuda externa y el déficit por el subsidio a combustibles. 

Ya se han barajado una serie de nombres para ocupar el Ministerio. Dentro de estos destacan José Antonio Ocampo, Alejandro Gaviria, Jan Fernando Mejía, Ricardo Bonilla o Carolina Soto.

La República realizó un sondeo entre sus seguidores en redes sociales para conocer a los favoritos para ocupar la silla de Restrepo. Los resultados muestran que Ocampo, exdirector del Banco de la República, es el que los ciudadanos más consideran que debería estar al frente de esta cartera.

De una votación que contó con 2.728 participantes durante el fin de semana, 39,6% considera que es Ocampo es el más apto para liderar la cartera de Hacienda. Le sigue de cerca el ex precandidato a la presidencia Alejandro Gaviria, que es apoyado por 34,4% de los votantes.

De acuerdo con Andrés Pardo, exviceministro de Hacienda y estratega jefe para América Latina de XP Investments, Alejandro Gaviria sería uno de los mejor recibidos por los mercados financieros. Gaviria es economista y fue precandidato a la Presidencia de la República; tras haber perdido la consulta y en miras a la segunda vuelta anunció su apoyo al candidato del Pacto Histórico. Dentro de su experiencia se cuenta que es exministro de salud y exrector de la Universidad de los Andes.

La lista la cierran Carolina Soto con 20,4% de los votos, y Ricardo Bonilla con 5,6%.

LOS RETOS 

En la agenda del que será el próximo ministro de Hacienda se encuentra la tramitación de la que podría ser una de las reformas tributarias más grandes de la historia del país. Petro ha señalado que podría ser de hasta $75 billones y buscaría gravar las pensiones altas y volver a crear el impuesto al patrimonio para aquellos superiores a $1.000 millones.

Así mismo deberá enfrentar el déficit generado por el subsidio a los precios de los combustibles, que son subsidiados en 70% para el precio del diésel y 57% de la gasolina, de acuerdo con el informe de Ecopetrol de marzo. el gobierno saliente deja un cronograma de incrementos de precios paulatinos para evitar que la deuda con la petrolera siga aumentando.

El déficit fiscal, el de balanza comercial, la deuda externa y subsidios sociales serán también algunos retos centrales de la política que deberá afrontar. /Colprensa