JARLAN: Almendros  y Pescaíto lo disfrutan 

Duramente criticado en anteriores torneos, el samario cambió dardos por flores no solo por el gran torneo que hizo y que acaba de concluir, sino también por anotar el agónico gol con el que su equipo conquistó la estrella número 17 en la Liga colombiana.

Si bien es un virtuoso con el balón, el samario, acostumbrado a jugar de titular en los equipos que milita, controló sus impulsos y aceptó con humildad las decisiones de su técnico Hernán Darío Herrera, que muchas veces prefirió dejarlo en la banca.

Y desde allí, con la fortaleza mental que lo caracteriza, Jarlan ingresó al minuto 82 por Sebastián Gómez, otro baluarte del equipo, y cuando el global iba 3-3.

Nueve minutos después (90+1), tras cobro de tiro de esquina, Jarlan, de 1,73 metros de estatura, se levantó para cabecear el balón y batió al arquero William Cuesta. De esta manera despertó la euforia entre compañeros y la fanaticada verde, pues la escuadra paisa se impuso finalmente en la serie 4-3. El duelo de ida en Medellín quedó 3-1, y el de vuelta en Ibagué lo ganó Tolima 2-1.

Entre lágrimas de felicidad, Jarlan expresó su alegría al anotar quizá el gol más importante de su carrera y darle una conquista al conjunto al que públicamente, más allá de que es originario de otra región, le ha demostrado respeto y amor.

 “Te lo dije, te dije que ibas a entrar e ibas a hacer el gol. Nos lo merecíamos Jarlan, hemos sufrido mucho por esto”, le expresó Andrade, en medio de la emoción y los abrazos, a Barrera.

Jarlan, por su parte, indicó: “Esto es por mi familia, por todos los que están en la casa, mi hijo, mi mujer, para mi madre, para mi padre, te deseo un feliz día papi. Todos estábamos esperando este momento. Pasé tres años muy duros, sufridos. Lloramos cuando nos eliminaron, nos echaron mierda, nos decían porquerías, y acá estamos. Gracias Dios”, indicó Barrera.

 “Mi papá me dijo que no podía regresar a la casa sin el trofeo. Estoy muy feliz, esto es para toda mi familia y para los que estuvieron al lado mío cuando caída. En mí siempre tendrán a una persona que nunca les va a robar nada a pesar de que las cosas no salgan. También sufro, también sufre mi familia, así que esto es para ustedes, disfruten, alabado sea el Señor”, agregó.

“Disfruten lo que tengan que disfrutar”. Este fue el mensaje de Jarlan Barrera a la hinchada de Atlético Nacional tras convertirse en el héroe de la estrella 17 con el agónico gol de cabeza ante Deportes Tolima en el Manuel Murillo Toro .“Esto es por ustedes, a todos los que están en la casa. Mi hijo, mi mujer, mami, papi, feliz día, esto es para ti. Todos estábamos esperando este momento. Tres años sufridos, bien luchados, lloramos cuando nos eliminaron, nos echaron mierda, nos decían porquerías y aquí estamos”, expresó el volante a Win Sports al final del partido de vuelta.

Sobre la dedicatoria de este triunfo y título, el samario agregó: “Pienso en mi familia, mi tío que está en el cielo, mi abuela, mis amigos que me apoyaron en las buenas y en las malas. Mi papá me dijo que no podía regresar sin el trofeo a la casa. Mi mujer que siempre estuvo a mi lado apoyándome, a mi hijo que doy mi vida por él. Quisieron llenarme de cosas que no son, pero aquí hay una persona que nunca va a robar, que siempre lo da todo, a pesar de que las cosas no salgan. Yo también sufro y sufre mi familia. Disfruten”.

El héroe de la 17 reconoció el trabajo del rival: “Si no es así no vale la pena, sufrido, pero se logró hacer algo importante. No jugamos bien, hay que reconocer lo que hizo el Tolima y su gente, equipazo. Deben sentirse orgullosos del equipo que tienen. A nosotros los hinchas de Nacional, fue un momento sufrido y ahora a disfrutarlo”.

Segundo título para Jarlan Barrera con la camiseta de Atlético Nacional tras ganar la Copa Colombia del año anterior, esta vez siendo el héroe con ese cabezazo al 90+1′.