Duque aseguró que el informe deber generar un buen debate entre los colombianos

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, recibió en la Casa de Nariño al presidente de la Comisión de la Verdad, el padre Francisco de Roux, quien le hizo entrega oficial del informe final que recopiló los diferentes testimonios de las víctimas del conflicto armado en Colombia.

Frente al encuentro, el presidente Duque aseguró que fue un diálogo amable y proactivo.

«Una conversación muy agradable, sensata, instruccional, y proactiva donde recibimos el informe de la Comisión para el esclarecimiento de la verdad. Este ha sido un esfuerzo de muchos años, como Gobierno hemos acompañado no solamente con el respaldo institucional, sino presupuestal y financiero para el cumplimiento de esta misión», aseguró Duque.

El mandatario colombiano aseguró que el informe deber generar un buen debate entre los colombianos, documento que permite evidenciar unos hallazgos de diferentes situaciones que causaron dolor en el país.

«Que permite debatir, controvertir y al mismo tiempo construir sobre la base de los hallazgos, tener un debate sensato, claro y republicano con respecto a las recomendaciones. Son recomendaciones que no son vinculantes, pero es justamente para propiciar un debate que trascienda el estar de acuerdo o no con las recomendaciones, tomar la posibilidad de construir colectivamente soluciones de convergencia», expresó Duque.

El mandatario se comprometió a leer en su totalidad el informe y destacó la relevancia del documento que permitirá seguir contribuyendo a la sociedad en todas las regiones del país en no volver a caer en ese tipo de hechos violentos.

«Que tengamos la claridad de rechazar la violencia en todas sus formas, absoluta claridad que en nuestra República y en la Colombia que queremos construir no hay cabida para que alguien quiera pase por encima del otro a través de las armas», destacó el presidente.

Por su parte, el padre de Roux destacó el recibimiento del presidente en Palacio y aseguró que la presentación del informe permitirá que los colombianos puedan evidenciar los diferentes hechos violentos que ocurrieron durante años en Colombia.

«Hemos sido muy bien recibidos en esta tarde. Lo que nosotros hemos presentado es un trabajo hecho al lado de las víctimas y por eso nuestra reflexión parte del dolor de las víctimas. Hemos vivido con dolor y sufriéndolos directamente, la situación de las mujeres abusadas en el conflicto, la cantidad de secuestrados, los muertos», afirmó el padre.

De Roux aseguró que los relatos de las víctimas únicamente intentan evidenciar las voces de las personas que vivieron el conflicto propiamente.

«Que nuestra voz sea escuchada por toda Colombia. Es parte de nuestra identidad este dolor tan profundo, de todos los lados, y que desde allí nos recojamos para construir hacia adelante un país distinto en donde nuestras diferencias que son tan ricas, podamos construir un país juntos», destacó el padre de Roux.

Finalmente, tanto Duque como de Roux reconocieron los sufrimientos de todas las víctimas, tanto civiles como miembros de las Fuerzas Militares, además coincidieron en que el documento permitirá generar un debate en los colombianos de lo que no se debe repetir.

Al evento también asistió la vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez, el comisionado de Paz, Juan Camilo Restrepo, el director del Dapre, Víctor Muñoz, y el consejero para la Estabilización, Juan Carlos Vargas.

/Colprensa