No se dejó atracar y le dieron puñal

Preocupada se encuentra la ciudadanía samaria por lo que hoy se vive en diferentes sectores de la capital del Magdalena, en donde la ola de inseguridad se ha desatado en los últimos días, tras la comisión de asaltos en establecimientos, viviendas y hasta a turistas que visitan la ciudad han sido víctimas de los delincuentes. 

En hechos que están siendo investigados por uniformados de la Seccional de Investigación Criminal – Sijín- de la Policía Metropolitana de Santa Marta, un hombre resultó gravemente herido en medio de un hurto con arma blanca registrado en sectores del corregimiento de Taganga, localidad norte de la ciudad.

Las autoridades identificaron a la víctima como Wilmer Llanos, quien presenta una herida provocada con arma blanca en el cuerpo, la cual lo mantuvo hasta las últimas horas bajo estricta supervisión del hospital Julio Méndez Barreneche de la ciudad.

La acción criminal se registró la noche del miércoles, momentos en que el afectado se encontraba caminando por la playa, y en el lugar un sujeto lo intimidó con arma blanca para que entregara sus pertenencias personales y el teléfono celular. Se supo que Wilmer opuso resistencia, lo que desató la ira del presunto asaltante que le propinó una puñalada en el cuerpo, procediendo a entregarle todo lo que exigía el ‘dueño de lo ajeno’.

Tras quedar malherido, la víctima como pudo llegó a la sala de urgencias del hospital local, donde fue estabilizado y permaneció recluido luego que le suturaran la herida que recibió en medio del acto delincuencial.

Sin perder tiempo, los uniformados de la Estación que fueron notificados del caso se trasladaron en un vehículo de la institución al sitio para  iniciar las labores de vecindario que permitan dar con la identidad y la ubicación del responsable y establecer las verdaderas circunstancias de modo, tiempo y lugar en que se presentó el hecho que por poco cobra la vida de una persona.

Recordemos que la tarde del miércoles en un balneario que se encuentra muy próximo a Taganga, dos turistas estadounidenses fueron víctimas de la delincuencia, luego que sujetos se aprovecharon de un descuido para apoderarse de sus pertenencias que se encontraban a la orilla de la playa. Entre los objetos hurtados, se encuentran sus pasaportes, dinero en efectivo y teléfonos celulares marca iPhone.