Aguas ‘negras’ son el lunar de la temporada

La contingencia por las aguas residuales y falta del servicio agua no solo afecta la imagen de Santa Marta, sino también a los empresarios y comerciantes. 

POR 
EDGAR 
TATIS GUERRA 

Indignados y con ‘pena ajena’ se encuentran los distintos prestadores turísticos, comerciantes, líderes gremiales y las autoridades administrativas en el Distrito debido al colapso del alcantarillado que se registra en El Rodadero y Centro Histórico en plena temporada vacacional.

La situación ha sido recurrente en un registro ubicado en la calle 12 con Avenida Tamacá cerca al antiguo sector de ‘Mi ranchito’ en donde transitan cientos de turistas para dirigirse a la playa a quienes les toca soportar los olores nauseabundos de las escorrentías de aguas residuales e inclusive saltar los encharcamientos. Así mismo en la Avenida Santa Rita (Calle 22) con Carrera Primera, en las calles 9, 10 y 11 pero además en la Avenida del Ferrocarril sector de la calle 11.

A pesar de que la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta (Essmar E.S.P.) actualmente intervenida por la Superintendencia de Servicios Públicos, dispone de un camión tipo vactor para succionar las aguas en dicho registro, el derrame es continúo brindando un feo panorama a los ilustres visitantes y una grave afectación al medio ambiente.

La Comisión de Gremios del Magdalena se pronunció a través de un comunicado a la opinión pública en donde rechazan esta problemática ambiental ya que las aguas residuales están ingresando directamente al mar.

En el comunicado se manifiesta la inconformidad por la falta de planificación y prevención por parte de la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta (Essmar) en el sistema de alcantarillado de la ciudad y que afecta sectores turísticos importantes como lo son el Centro Histórico y El Rodadero, ambos atractivos más visitados por turistas en esta época del año.

“La contingencia por las aguas residuales y falta del servicio agua no solo afecta la imagen de nuestro destino, sino también a los empresarios y comerciantes que hacen parte de la cadena turística de la ciudad. Los costos que se incurren en la compra de carrotanques afectan las operaciones y los costos de funcionamiento de hoteles, restaurantes y al comercio en general”, señalan los representantes de la Corporación Centro Histórico, Cotelco Magdalena, Pro-Magdalena, Pro-Rodadero, Asoresder y Asocolwep.

Finalmente rechazan además el incremento en las tarifas y el cobro de una contribución innecesaria a los sectores menos favorecidos a donde no llega el servicio de agua.

“Nos unimos en una voz de rechazo por la grave situación que atraviesa nuestra ciudad afectando la imagen e inversión turística que se realiza, desde la Comisión de Gremios del Magdalena exigimos a la empresa Essmar se realicen de manera inmediata las soluciones necesarias”.