Más de 600 familias están afectadas por el invierno

Una verdadera ‘odisea’ están viviendo los habitantes del corregimiento de Las Margaritas, a causa de las incesantes lluvias que les arrebatan la tranquilidad. 

Más de 600 familias han resultado afectadas por las lluvias en la zona rural del municipio de San Sebastián de Buenavista, Magdalena.

Los habitantes Las Margaritas, piden la intervención de las autoridades gubernamentales y nacionales, con el fin de que les puedan adecuar ciertos espacios que les permita mejorar la calidad de vida.

Varios de los habitantes de esa población del Magdalena aseguran que ya son muchos los años que «tenemos de estar viviendo acá y no tenemos un puesto de salud digno que brinde la atención médica adecuada a esta población. Para acudir a una cita médica tiene que trasladarse a otros pueblos o no poder ser atendido. Es inaudito”.

Aseguran que el problema radica en la erosión, a la que no le ven la búsqueda de una solución.

Según la comunidad, “ni el alcalde Albenis Arévalo ni el gobernador Caicedo han hecho frente a la situación que amenaza con llevarse el poco tramo de la carretera que conduce hacia las poblaciones de Buenavista y Lobata”.

Dicen que la carretera que comunica al municipio con el resto del Magdalena, está a punto de desaparecer a causa de la erosión “que compromete gran parte de la carretera que poco a poco se la está ‘tragando’ el río”.

“Nosotros desde el mes de enero estamos enviando llamados  a la Gobernación, a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), a Corpamag, al Invias, y  a la Alcaldía municipal, pero hasta la fecha ninguno de estos ha contestado. La erosión se está llevando la banca de la carretera y podemos quedar incomunicados en cualquier momento”, sostuvo uno de los afectados.