NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

ANI suspendió adjudicación del megaproyecto Canal de Dique

A pocas horas de la fecha prevista para la audiencia de adjudicación del megaproyecto en el Canal del Dique, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) informó que el proyecto quedará en manos del nuevo gobierno del presidente Gustavo Petro. 

El presidente de la ANI, Manuel Felipe Gutiérrez, decidió frenar el proceso para la adjudicación del contrato por más de 3 billones de pesos tras recibir un reporte de la Contraloría General que advirtió posible riesgo por inconsistencias en el cumplimiento de requisitos habilitantes del oferente, según dijo este jueves a la W Radio.

De no ser por la advertencia de la Contraloría, la adjudicación del contrato estaba prevista para este 5 de agosto a la firma española Sacyr S. A. S, el único oferente para la construcción del proyecto, que busca controlar la inundaciones en 20 poblaciones ribereñas del afluente en el sur del caribe.

El megaproyecto empezó a ser estructurado desde hace ocho años y recientemente el proceso de adjudicación fue cuestionado por supuestos impactos ambientales y falta de participación de las comunidades, frente a lo cual el Gobierno Nacional defendió la adjudicación.

“Cualquiera pensaría que es algo improvisado, qué improvisado es hacer algo que lleva ocho años haciéndose y que además tuvo 16 consultas previas. (…) aquí no hay ninguna improvisación”, dijo la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, en entrevista con *Colprensa*.

El megaproyecto de “Restauración de los Ecosistemas Degradados del Canal del Dique” contempla una inversión de $3 billones en un contrato de concesión por un plazo total de 15 años.

HAY INTERESES DE QUE NO SE HAGAN LAS OBRAS 

La vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, quien ha seguido de cerca todo el proceso, defendió la adjudicación del proyecto, teniendo en cuenta, principalmente, su valor ambiental.

“Creo que ese es un proyecto demasiado importante que se debe adjudicar porque tiene un impacto ambiental, económico y social muy favorable para las 20 poblaciones ribereñas del canal del Dique, que representan 1.5 millones de personas”, manifestó.

Ramírez recordó las inundaciones que hace años sufrieron estas comunidades por cuenta del canal y es por ello que asegura que estas obras son necesarias, principalmente para “prevenir el sufrimiento de la gente más pobre de Colombia”.

Sobre la controversia que recientemente se ha generado alrededor del proyecto, Ramírez puntualizó que hay intereses para que las obras no se ejecuten.

“Estos ataques al canal del Dique no son por falta de consultas, el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Manuel Felipe Gutiérrez, hizo 16, lo que pasa es que hay gente interesada en que no se hagan esas obras, gente que quiere seguir dragando el río todos los años porque obviamente esto les genera unos contratos multimillonarios”, dijo.

Y finalizó: “Lo importante es la solución de fondo: tener un sistema de esclusas, tener al río sin esa sedimentación y evitar todo ese daño que se está haciendo a la bahía de Cartagena y al coral de las Islas del Rosario que se ha ido muriendo ante la falta de esas obras”./Colprensa