Barreras anunció reforma para acabar con la Contraloría

El congresista reconoció que el proceso de elección del nuevo jefe del ente de control fiscal fue muy accidentado. 

Luego de que el Congreso en pleno eligiera a Carlos Hernán Rodríguez como nuevo contralor general de la República, el presidente del Senado, Roy Barreras, anunció la radicación de un acto legislativo para acabar con la Contraloría.

Barreras reconoció que el proceso de elección del nuevo jefe del ente de control fiscal fue muy accidentado y estuvo rodeado de mucha polémica.

Ante esta situación, el presidente del Congreso impulsará, junto con otros legisladores, una reforma constitucional para crear un nuevo tribunal de cuentas y despojar al poder legislativo de la responsabilidad de elegir tanto al contralor como a los miembros de ese tribunal.

Barreras espera que esta sea la última vez que el Congreso de la República deba elegir a un contralor en la historia de Colombia.

“Estoy radicando un acto legislativo con la firma de dos docenas de parlamentarios para eliminar la institución de la Contraloría, como se conoce, y avanzar en la creación de un tribunal de cuentas que tendrá otro origen”, indicó.

“Si este acto legislativo es de recibo de las mayorías de Senado y la Cámara, este será el último episodio en el que el Congreso de la República elige contralor general de la República”, añadió.

Roy Barreras reconoció que la idea de este proyecto fue de unos excongresistas, pero jamás tuvo éxito, por lo que espera que en esta oportunidad la misma sí tenga acogida en su trámite por el Congreso.

“El reemplazo de la Contraloría General por un tribunal de cuentas es una iniciativa que presentó por vez primera el senador Carlos Martínez y que presentó recientemente el exsenador Rodrigo Lara. Ellos fueron los originales autores de esas iniciativas, esperamos que esta vez tenga éxito para que el Congreso no tenga que cargar con esta responsabilidad muy incomprendida en la opinión pública”, manifestó.

Según Barreras, el proyecto está respaldado por más de veinte congresistas que también lo firmaron y que consideran que la Contraloría se ha convertido en un fortín burocrático para los dirigentes políticos y el Gobierno de turno.