Tercer proceso por corrupción contra exgobernador Gnecco

A los dos procesos penales que tiene vigentes por presuntos actos de corrupción con el Programa de Alimentación Escolar (PAE), y por los que le dictaron medida de aseguramiento de detención preventiva, al exgobernador del Cesar Luis Alberto Monsalvo Gnecco se le inició una tercera causa penal.

Esta vez se trata de otro proceso por presuntos actos de corrupción en contratos para entregar ayudas a familias vulnerables durante la pandemia.

En diligencia realizada en el Tribunal Superior de Bogotá, el fiscal delegado Andrés Alberto Palencia imputó los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación en favor de terceros, esto por un total de 23 contratos suscritos irregularmente durante la pandemia.

Según reveló el fiscal, los productos adquiridos por la Gobernación del Cesar para los mercados presentaron sobrecostos de hasta el doble del precio, por ejemplo, una azúcar de 500 gramos fue adquirido en $11.940 pero el valor en el mercado era de $4.241; una botella de aceite vegetal 1.000cc con valor en el mercado de $8.634 fue adquirido al doble, por $16.498; o un arroz blanco de 500g cuyo valor real es de $20.850, pero adquirido hasta en $31.500.

Las investigaciones efectuadas por la Fiscalía demuestran que el señor Monsalvo Gnecco recibió los informes de los contratos, en los cuales se definía el objeto del contrato, su modalidad de selección, la identidad del supervisor, el valor del contrato, la fecha de inicio y la duración de los 23 negocios jurídicos implicados.

“Seguramente de haber revisado de forma aleatoria, por lo menos, los informes escritos de los contratistas que le presentaba su secretaria, usted hubiera podido detectar sin mayor esfuerzo las reiteradas irregularidades que aquí se han señalado. No obstante, usted avaló y autorizó, a través de su delegada, los trámites contractuales ilegales”, expresó el fiscal.

El ente investigador también determinó que Monsalvo Gnecco intervino activamente en los contratos irregulares, pues además de anunciar por medio de sus redes sociales la necesidad de adquirir kits de mercados para la población, el gobernador «se contactó de manera personal con los futuros oferentes para que participarán en el proceso de contratación. Usted era conocedor de la manera arbitraria como se estaban fijando los precios”.

Se logró determinar que, según estimaciones de la Fiscalía, el dinero apropiado de forma ilícita durante los contratos en mención tiene sobrecostos variados de 100 millones y otros contratos que supera hasta los 200 millones.

El fiscal agregó que, a pesar de las alertas presentadas por la Contraloría y varios medios de comunicación debido a las irregularidades, el Gobernador “justificó la contratación y el presupuesto. Nunca ejerció conductas para proteger los intereses colectivos de la población vulnerable del departamento del Cesar”.

COMO GOBERNADOR CUMPLÍ DE ACUERDO A LA LEY

Durante la audiencia, el exgobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco no aceptó los delitos y aseguró que él cumplió conforme a la ley.

“No fueron así como lo dice la Fiscalía. Como Gobernador cumplí conforme a la ley y de acuerdo a las circunstancias, con el control y la vigilancia en las funciones contractuales que delegué”, expresó.

Cabe recordar que no se solicitó la medida de aseguramiento porque el exgobernador ya está en esta situación, debido a otros dos procesos que tiene abiertos por presuntas irregularidades en el manejo del plan de alimentación Escolar (PAE) y que ocasionó un detrimento de $2.983 millones de pesos en el Cesar.

BOGOTÁ (Colprensa).