Aerocivil recomienda a los viajeros revisar el estado del clima

La aerocivil recomendó a los viajeros que tienen programados vuelos para los próximos días hacer una revisión constante de las condiciones meteorológicas, ya que se pueden registrar cambios de último momento en las programaciones de sus vuelos, así como monitorear la cuenta de Twitter o la página web de la entidad.

 

Desde que inició la primera temporada de lluvias en el país, en Semana Santa, fuertes precipitaciones han afectado la operación en varias terminales aéreas reportando además retrasos en los vuelos por cierres en los aeropuertos o cancelación de itinerarios que han colmado la paciencia de los viajeros.

La Aeronáutica Civil (Aerocivil) es la entidad encargada de monitorear las condiciones meteorológicas que reporta el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) para informar a los viajeros sobre el estado de las terminales. En los últimos días, la entidad ha reportado en reiteradas ocasiones el cierre del aeropuerto internacional ‘El Dorado’ de Bogotá y el José María Córdova de Rionegro (Antioquia) debido a las fuertes lluvias que han estado acompañadas de tormentas eléctricas y que se extenderán hasta junio.

En ese sentido, la entidad aeronáutica recomienda a los viajeros que tienen programados vuelos para los próximos días hacer una revisión constante de las condiciones meteorológicas, ya que se pueden registrar cambios de último momento en las programaciones de sus vuelos, así como monitorear la cuenta de Twitter o la página web de la entidad, que son los medios donde se reporta el estado de las terminales aéreas a nivel nacional.

“Es importante dar a conocer que el grupo de meteorología emite mensajes periódicamente con relación al estado de los aeropuertos, así como las imágenes de las rutas lo cual sirve a las compañías aéreas para su planificación de los vuelos y también a los usuarios que se ven de alguna forma afectados por estas condiciones. Generalmente se informa sobre los momentos en que se rehabilitará la operación y el tiempo de retraso”, señaló el coronel Édgar Francisco Sánchez, subdirector de la Aerocivil. 

De acuerdo con la entidad, entre los problemas meteorológicos que más afectan la operación área están las tormentas eléctricas que son las generadoras del cierre de las operaciones o el daño a los sistemas de las aeronaves.

“Cuando se presentan tormentas eléctricas tanto sobre la estación del aeropuerto como sus vecindades por seguridad es necesario cerrar la operación porque esto puede llegar a afectar los sistemas de las aeronaves o puede generar daños en la estructura, así como apagar los motores por problemas eléctricos”, explicó Sánchez.

Así mismo, sucede con los vientos fuertes que, según el subdirector de la entidad, pueden alterar el comportamiento de la aeronave y generar el fenómeno de viento de cola, que afecta a los aviones de gran rendimiento. “Hay limites que contemplan los manuales de operación, los cuales deben ser observados por las tripulaciones y también por el aérea de control de tránsito que obliga a tomar medidas operacionales como lo son, entre otros, el cambio de pista operación que retrasa sin duda alguna el flujo normal hacia el aeropuerto”, añadió.

Por otro lado, la entidad manifestó que la baja visibilidad por niebla es otro de los problemas meteorológicos que se presentan por estos días. “Hay aeropuertos, como ‘El Dorado’ que cuentan con sistemas que permiten acercar a la aeronave de forma segura a la pista y permiten su aterrizaje. Pero no todas las terminales cuentan con esta tecnología.

El coronel Sánchez aclaró a los viajeros que las aerolíneas no están obligadas a ofrecer beneficios si el vuelo tiene retrasos o es cancelado por condiciones climáticas, ya que son situaciones ajenas al funcionamiento dentro de la compañía. “Cuando los problemas son por causas ajenas a la compañía, el reglamento del aire colombiano considera que no se debe hacer ningún resarcimiento al pasajero. Una de estas condiciones son las meteorológicas en las cuales la compañía aérea, ni absolutamente nadie, tiene control de cómo puede afectar la operación”, añadió el subdirector y señaló que si fuera por otra causa o razón generada por la aerolínea, como un problema de la aeronave en mantenimiento, un retraso con una tripulación de vuelo, si se debe resarcir al pasajero, tal como lo indica la norma aeronáutica.

 

TURBULENCIAS

Según el funcionario de la Aerocivil, en esta temporada de lluvias los vuelos en sus rutas presentan turbulencias que están divididas en tres niveles: moderada, media y severa. Sánchez explicó que, en el caso de esta última, las tripulaciones de vuelo toman varias decisiones para evitar que afecte la tranquilidad de los pasajeros. 

“La tripulación cuando se ve afectada por turbulencia, luego de informar a los viajeros, decide cambiar el nivel de vuelo, desviarse con relación a la ruta o ajustar las velocidades de control del avión, así como verificar que todos los pasajeros tengan abrochado el cinturón de seguridad como medida de precaución”, indicó el subdirector.

Finalmente, el funcionario pidió a los usuarios tener paciencia cuando los vuelos se retrasen y entender que la causa principal es la temporada de lluvias por lo que reiteró la recomendación de verificar el estado del clima y del vuelo antes de abordarlo.

BOGOTÁ COLPRENSA

También podría gustarte