Claves para mantener su subsidio de vivienda

Si usted es de los que pertenece a las 7.200 familias antioqueñas que estima el Ministerio de Vivienda pueden adquirir una casa sea del programa Mi Casa Ya de Interés Prioritario (VIP) o de Interés Social (VIS) sepa que los subsidios, como las becas estudiantiles, no solo hay que conseguirlos sino mantenerlos.

Aspectos como utilizar el subsidio para una segunda vivienda, o que se descubra que ya ha sido beneficiario de otra ayuda similar por el Gobierno, puede implicar la pérdida del beneficio o el no otorgamiento en primera instancia.

 

La ayuda significa que la vivienda no se puede vender antes de los 10 años desde su compra inicial ni dejar de residir en ella en el mismo periodo salvo por fuerza mayor, explicó Sandra Murcia, directora del sistema habitacional del Ministerio de Vivienda.

Los problemas también surgirán si se encuentra que el otorgamiento del subsidio se dio con información falsa o si se han cometido delitos contra menores de edad.

 

Esto, para los programas de Gobierno como Mi Casa Ya, es decir, los hogares que tienen ingresos de máximo 3,12 millones de pesos, o 4 salarios mínimos mensuales legales vigentes (Smmlv).

Si su ingreso es de 1,5 millones de pesos el subsidio será de 23,4 millones (30 Smmlv) y si está entre este monto y el tope máximo será de 15,6 millones de pesos (20 Smmlv).

 

En caso de adquirir una VIP, es decir una vivienda de 54,6 millones (70 Smmlv), el subsidio a la tasa de interés del banco será de 5 puntos mientras que si es una VIS, de máximo 105,4 millones, la ayuda será en 4 puntos.

El Gobierno también tiene la modalidad de casas gratis que va en su segunda fase, 1.650 nuevas unidades, y que tienen condiciones más estrictas que pueden motivar la revocatoria.

 

CAJAS DE COMPENSACIÓN

Si usted ha sido juicioso, puede que también haya evaluado la posibilidad de adquirir vivienda a través de la ayuda que su caja de compensación le puede prestar.

La clave está en el ahorro. Así lo sostuvo Gloria María Jaramillo, exgerente de servicios de vivienda de Comfenalco, quien recientemente se retiró por motivos de jubilación.

“Lo importante es que las finanzas estén saneadas. Es decir que una familia no puede destinar más de 30 % de sus ingresos para pagar la cuota de su vivienda”, afirmó Jaramillo.

 

El subsidio al no usarse en el primer año, puede renovarse hasta por 24 meses, no obstante, aprovechar este beneficio implica un plan de ahorro y saneamiento de las finanzas para lograr adquirir vivienda.

Según las últimas cifras disponibles de la Superintendencia de Subsidio Familiar, fueron asignados el año pasado 43.729 por 578.560 millones de pesos, pero solo fueron entregados 54.686, por un valor de 265.385 millones de pesos .

También podría gustarte