Contralor pide revisar desvío de subsidios a combustibles

“A pesar de los 16 años de vigencia de la política de cupos, no parecen existir datos que apoyen la idea de mejores condiciones económicas, gracias a los descuentos de sobretasa, IVA e impuesto nacional en los combustibles en las zonas de frontera”, enfatizó el contralor, Edgardo Maya Villazón.

 

El Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, pidió revisar y optimizar la política de subsidios para los combustibles que se aplica en las zonas de frontera, ya que ha sido un mecanismo costoso e ineficiente, que no ha disminuido el contrabando y ha generado prácticas ilegales como llevar el combustible subsidiado a otras regiones, donde se venden a mayor precio.

“A pesar de los 16 años de vigencia de la política de cupos, no parecen existir datos que apoyen la idea de mejores condiciones económicas, gracias a los descuentos de sobretasa, IVA e impuesto nacional en los combustibles en las zonas de frontera”, enfatizó el Contralor.

Las estadísticas del Ministerio de Minas y Energía y la Unidad de Planeación Minera Energética (UPME) muestran que hay 5.484 Estaciones de Servicio de Combustibles funcionando en el país y de estas 1.126 operan en Zonas de Frontera (equivalente al 20,53%).

En ese sentido, un estudio de la Contraloría destacó que el uso de cupos de combustibles es un mecanismo costoso y ha sido ineficiente para el control del contrabando.

“No parece ocurrir una disminución apreciable en el contrabando, si bien los indicadores muestran que han aumentado las incautaciones, esto no implica necesariamente que baje el contrabando, especialmente si se tiene en cuenta que las incautaciones rondarían menos del 5% de los volúmenes que se calculan de este flagelo”, reveló.

Para el contralor, la política en materia de cupos de combustible en zonas de frontera debe ser mejorada, pues la carga fiscal asociada no se justifica con los resultados que se han obtenido con la disminución del contrabando.

De acuerdo con la Contraloría otras de las irregularidades que se estarían presentando es que en los primeros 20 días se está agotando el combustible en las estaciones de algunas ciudades fronterizas, por lo que a los conductores les toca soportar grandes filas, teniendo que pagar los combustibles al mismo precio del interior del país.

El ente de control aseguró que estos subsidios tienen un costo de 1.040 millones de pesos anuales para que las zonas de fronteras no pierdan 288,13 millones anuales, lo que para la Contraloría significa que es una política costosa y bastante ineficiente.

Finalmente, el contralor aseguró que se ha evidenciado la necesidad de evaluar varias políticas públicas por parte del Gobierno, así como la necesidad de que se rinda cuentas sobre su impacto.

“De la misma forma que en el caso de los subsidios a los combustibles en zonas de frontera, pueden existir otras iniciativas estatales que continúan ejecutándose, consumiendo recursos y cuyos resultados probablemente no se vayan a lograr”, manifestó Maya.

BOGOTÁ COLPRENSA

También podría gustarte