Venezolanos no deben tener miedo de registro

El gerente del Plan Frontera de Migración Colombia, Felipe Muñoz, dijo que uno de los beneficios es que el Estado construirá una política pública sobre la presencia de los venezolanos en el país.

 

El censo de migrantes venezolanos que empezó en todo el territorio nacional no es para todos los ciudadanos del vecino país que llegan a Colombia.

 

En la ciudad de Santa Marta miles de venezolanos permanecen en condición irregular y es a ellos que está dirigido el censo.

La Cancillería lo ha llamado Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos RAMV y se trata de un proceso que busca ampliar la información sobre la migración de venezolanos en Colombia.

Con la información que se recaude se podrá formular y diseñar una política integral de atención humanitaria con el fin de que la oferta de servicios se haga con la información más acertada.

Desde este 6 de abril hasta el 8 de junio se hará el censo de migrantes venezolanos.

 

¿QUIÉNES DEBERÁN HACER EL REGISTRO?

Los ciudadanos venezolanos que se encuentren viviendo actualmente en Colombia y que tengan vocación de permanecer en el país, ya sea de manera temporal, a mediano o largo plazo, independiente a que estén regulares o no.

Los ciudadanos venezolanos migrantes que NO tengan ningún registro vigente en Colombia; es decir que NO tengan cédula de extranjería, una visa de permanencia, Permiso de Ingreso y Permanencia (PIP) o el Permiso Especial de Permanencia (PEP) vigente.

Los portadores de la Tarjeta de Movilidad Fronteriza (TMF) también deberán realizar el RAMV.

 

¿QUIÉNES NO TENDRÁN QUE PRESENTARSE PARA HACER EL RAMV?

Los ciudadanos venezolanos que tengan el Permiso Especial de Permanencia (PEP) vigente. Estos recibirán un correo electrónico con instrucciones para ampliar la información requerida a través de un enlace.

Las colombo-venozolanos que certifiquen ser poseedores de la nacionalidad colombiana.

Los venezolanos que se encuentren actualmente regulares en el país, poseedores de un Permiso de Ingreso y Permanencia (PIP) (permiso de turismo), una cédula de extranjería o una visa.

Los ciudadanos venezolanos que estén en tránsito por Colombia para pasar a otros países.

 

¿QUÉ NECESITA UN VENEZOLANO PARA REGISTRARSE?

El registro se realizará de manera presencial, con un documento que certifique su nacionalidad. Deben presentarse todas las personas del núcleo familiar.

El Registro de Migrantes Venezolanos es gratuito y no necesita intermediarios.

 

SIN REPRESALIAS

Los migrantes venezolanos pueden registrarse tranquilamente en el país porque el Gobierno no tomará ningún tipo de represalias. Así lo sostuvo el gerente del Plan Frontera de Migración Colombia, Felipe Muñoz, quien hizo un llamado para que no se genere ningún tipo de xenofobia contra estas personas. Dijo que este proceso del censo no empieza ahora sino que lleva varios meses.

¿Es posible hacer un censo de los venezolanos en tan solo dos meses, frente a otras experiencias internacionales que duran más de tres años?

Es un reto complejo, grande. Hemos dispuesto una logística importante y creemos lograrla. El decreto da la posibilidad de que se pudiera ampliar en caso de ser necesario. Lógicamente apenas llevamos unas horas, y estoy en frontera con el doctor Carlos Iván Márquez y con las demás entidades. Este es un reto logístico grande, pero de pronto se tendrá que evaluar en su momento; el proceso va razonablemente bien.

Hay muchos venezolanos que temen censarse porque consideran, que así el reglamento diga lo contrario, con el solo hecho de dar la información pueden terminar siendo deportados. ¿Cómo manejar ese temor de la gente?

Creo que es cierto, hay que respetar el miedo de la gente, sobre todo de donde viene. Pero lo que es claro acá, es que el Estado colombiano ha actuado con generosidad y con lealtad con los venezolanos; es decir, éste no es el inicio de un proceso, sino la continuación de una serie de determinaciones que ha tomado el Gobierno nacional, como la que ha tomado en Salud, en Educación, y en protección.

¿Cómo manejar esas cuatro clasificaciones de emigrantes, la de un día, la de tránsito y la de modular?

Creo que ahí es importante hacer las distinciones; quien es migración de tránsito no se tiene que registrar, porque no tiene una vocación de permanencia temporal en el país; simplemente unos días mientras cruza.

Allí hay un dato interesante que es bueno compartirlo con ustedes, son cifras de Migración Colombia; pero por Rumichaca el año pasado salieron 240 mil ciudadanos venezolanos. Este año vamos en 185 mil que han salido por allí, es decir, el aumento del proceso de Colombia como sitio de tránsito, nos manifiesta un reto y Migración ha estado evaluando opciones para esa población en particular; y en lo que tiene que ver con la población que permanece de manera irregular, tampoco se tiene que acercar a los puntos. Aquellos que son regulares quienes nos interesan en el censo, son los que estamos invitando. Pero es cierto, y le agradezco la distinción que hace porque cada uno tiene su manejo.

Colombia no es un país xenofóbico, y menos con los venezolanos que años atrás acogieron a más de cuatro millones de colombianos, pero en medio de una crisis social, ¿no cree que esto pueda estar generando una ola de xenofobia?

Nosotros no la tenemos registrada así, pero sí es cierto que se pueden haber presentado casos aislados y por eso hemos tomado tres decisiones. La primera y el Presidente fue muy claro, y sobre todo conmigo como gerente de la frontera con Venezuela, que adicional a las normas y medidas a los migrantes venezolanos, tenemos una línea de trabajo muy clara que se llama apoyo a los retornados y comunidad receptora; es decir, aquí tenemos que abrirle la puerta al 20 o el 40% de la gente que está retornando. Son colombianos que en su momento se fueron, o hijos de familias que se fueron, y ellos tienen otra ruta con la Registraduría que se tiene que reforzar, porque se está viendo desbordada en la posibilidad de estar otorgando registros civiles, cédulas, procesos de nacionalización y además, toda una estrategia económica.

¿Qué otra estrategia se ha planteado?

Una segunda línea, es una campaña, y la tenemos que masificar, que se llama “Somos panas Colombia”, que permite que de alguna manera evitemos ese tema. La tercera línea, es por el Ministerio de Educación, el apoyo de cooperación internacional para los temas de convivencia escolar, para que allí desde la escuela no se presenten circunstancias de convivencia; pero es un reto mayor que tenemos, es una circunstancia compleja, pero le estamos poniendo toda la seriedad, y todo el ánimo para que avance.

Turquía, que tiene un desplazamiento fuerte con los sirios tiene financiación internacional, ¿Colombia cómo puede tramitar financiación internacional para fondear el costo del censo?

Sí, la verdad es que estamos en esa tarea, por instrucción del Presidente, y lo estoy trabajando de la mano de la Cancillería, quien tiene esa competencia y de APC, la Agencia Presidencial de Cooperación. Se conformó un grupo y ya se hizo una reunión con el gobierno americano, y con todas sus agencias. Lo propio lo hemos hecho con varias embajadas. La próxima semana tenemos un desayuno con todos los jefes de misión de la Unión Europea; lo propio lo hicimos con las Naciones Unidas.

¿De qué manera afecta la migración a los habitantes de Colombia?

Hay varias formas, pero debo decir que la zona de frontera tiene algunos beneficios en el tema migratorio, y mucha gente que pasa a esos municipios de frontera, hay que verse como procesos de oportunidad y mirar cómo se explota de manera positiva, porque éste no es un tema que se vaya acabar en el corto plazo.

¿Qué beneficio les trae a los migrantes este censo?

De manera inmediata ninguna, no hay cambios en la situación migratoria, no hay un cambio en las condiciones, si por lo menos en la primera instancia se sabe que no hay ninguna sanción de carácter migratorio a quienes entreguen la información, y el beneficio es que nos permite como Estado prestar una mejor atención.

¿El número de migrantes tiende a bajar o subir para los próximos años?

Es difícil preverlo; la verdad no me quiero aventurar con cifras. Lo que es cierto es que en julio del año pasado ha sido un incremento sostenido el movimiento de migración en general; después de las últimas medidas, se han hecho unos ajustes, hubo una disminución entre el 15 y el 25 %, dependiendo el día en los flujos regulares, o en los puntos pendulares de migración, de los otros flujos; es difícil saberlos porque precisamente es irregular, pero estamos en los mismos niveles desde julio.

¿Cuál es el reto que le queda al próximo gobierno?

Nos hemos comprometido a hacer el censo para crear una política pública, como en los temas de Salud, Educación y la situación migratoria; y algunos de estos temas los debe aplicar el próximo gobierno. Lo que creo que implica es reflexionar en el tema migratorio.

¿Es posible una ley de frontera?

La verdad es que casi todas las normas que tienen que ver con el tema fronterizo están en decretos; incluso cuando estuve en el DAS creamos la norma de migración Colombia la cual lo teníamos en decreto, y a futuro podríamos hacer una homologación en el tema legislativo. 

También podría gustarte