La URT conmemoró el día de las víctimas

La comunidad de Santa Martica fue la invitada principal del evento. Ellos recibieron un cheque que certifica el valor de los recursos destinados para sus proyectos productivos.

 

La Unidad de Restitución de Tierras (URT), se dio cita junto a las comunidades de Chibolo, Sabanas de San Ángel y Plato, para tener una jornada de reflexión.

 

Este evento tuvo como epicentro un emblemático lugar: la casa de El Balcón. A finales de los años 80 y comienzos de los 90 se convirtió en el sitio de residencia y operaciones del entonces temible jefe paramilitar ´Jorge 40´, Rodrigo Tovar Pupo.

En esta oportunidad, la casa fue un lugar de regocijo y alegría, debido a que las víctimas del conflicto de esta parte del Magdalena se unieron para reflexionar sobre los hechos pasados pero, sobre todo, para proyectarse apoyándose en la ayuda del Gobierno nacional.

“En un día como hoy es importante para el Estado poder compartir con las víctimas del conflicto como reconocimiento a su fortaleza y deseo de seguir adelante. Son personas de admirar, porque pese a lo vivido, siempre tienen el deseo de salir adelante. La unión como comunidad se ha convertido en una de sus mayores fortalezas. Aquí, en Chibolo, tenemos un ejemplo de unión y organización”, afirmó Rodrigo Torres, director de la URT en Magdalena y Atlántico.

La comunidad de Santa Martica fue la invitada principal del evento. Ellos recibieron un cheque que certifica el valor de los recursos destinados para sus proyectos productivos. Así mismo, los miembros de la Cooperativa Agropecuaria de Campesinos y Campesinas del centro del Magdalena (Colapaz) hicieron una muestra de los productos que elaboran; y el grupo de danzas Fundachimag, de Chibolo, realizó una muestra artística.

A este evento se sumaron autoridades como la Alcaldía de Chivolo y Plato, Magdalena, cuyos representantes destacaron las cualidades de la comunidad y ratificaron sus compromisos de continuar el trabajo por las víctimas del conflicto armado en esta parte del Magdalena.

 “Nos sentimos muy contestos, porque después de tanta violencia y dolor, hoy podemos decir que estamos en paz y esto es posible gracias a la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, al principio no fue fácil tener la unión que hoy tenemos, pero lo hemos logrado y somos una comunidad que trabaja por un mismo propósito”, relató Dairo Güette, líder de la comunidad de La Pola.

 

BALANCE DEL MAGDALENA

En el departamento del Magdalena, la Unidad de Restitución de Tierras ha recibido 8000 solicitudes. Hasta la fecha, más de 400 familias han sido favorecidas con fallos que ordenan la restitución de cerca de 5800 hectáreas y, por parte de la URT, han sido invertidos, en proyectos productivos, más de 4600 millones de pesos, para garantizar que la economía de estas personas sea favorable.

Para el caso de Chibolo, Magdalena, la inversión en proyectos supera los 1179 millones de pesos.

También podría gustarte