Exitoso lanzamiento del documental ‘Salaminita: Voces de un renacer’

También asistieron al lanzamiento Lesa Daza, Erika Rangel, Elizabelth Crespo y Donatila Crespo; quienes hacen parte de la comunidad que participó en este documental.

El documental presentó testimonios y memorias de los pobladores del corregimiento de Salaminita, las veredas La Suiza y El Jardín, el desplazamiento forzado, la destrucción completa del corregimiento, el despojo de tierras; pero también el renacer de la esperanza.

 

Con gran éxito la Universidad del Magdalena  realizó el lanzamiento del documental ‘Salaminita: Voces de un renacer’, el cual fue presentado en conmemoración del Día Nacional de la Memoria y solidaridad con las Víctimas del conflicto armado. Este evento tuvo lugar en el auditorio Madre Margot Dávila del Centro Cultural Claustro San Juan Nepomuceno.

El lanzamiento contó con la  presencia de cuatro valientes mujeres que hacen parte de la comunidad que participó en este documental: Lesa Daza, Erika Rangel, Elizabelth Crespo y Donatila Crespo; quienes estuvieron muy emocionadas de ver el resultado reconstruido a través del tiempo y que hoy cuentan con una gran esperanza de volver a habitar a Salaminita.

Al evento que fue presidido por el doctor Pablo Vera Salazar, rector de la Institución, también asistieron Wilhelm Londoño Díaz, decano de la Facultad de Humanidades de Unimagdalena; el especialista antropólogo Fabio Silva Vallejo, director del Programa de Antropología y del Grupo de Investigación Oraloteca; Jaime Duque, jefe de la Oficina de Paz, Atención a Víctimas, Derechos Humanos y Postconflicto del Magdalena; Carlos Ortiz, director Territorial de la Unidad para las Víctimas en el Departamento; entre otras entidades tales como el Consejo Noruego Para Refugiados, la Defensoría del Pueblo, la Agencia Nacional de Tierras, la Unidad de Restitución de Tierras y otros asistentes que se mostraron muy interesados sobre el documental.

A través del Programa de Antropología se logró construir esta historia, producto del proyecto ‘El Olvido que no seremos’ del grupo de investigación Oraloteca, desarrollado con el apoyo de la Vicerrectoría de Investigación de la Institución de Educación Superior.

La antropóloga RaizaLlinásPizzaro,  en conjunto con los antropólogos Alexander Rodríguez y Danny Martínez, iniciaron este filme hace dos años, tiempo en el que conocieron a las víctimas y líderes de la comunidad del desaparecido corregimiento de Salaminita y desde entonces, han acompañado los distintos eventos, talleres y procesos que emergen de manera positiva.

Pablo Vera Salazar, rector de esta Alma Máter, manifestó su  admiración por el valor social con el que se ha realizado este documental.

“Ver como este trabajo de investigación  de tantos años  se transforma a través de la imagen, y observar la resistencia de un pueblo,  hombres,  mujeres luchadoras, que no se quedaron en lo atroz de la guerra. Más allá del hecho terrible, luego de 20 años, es reconocer el esfuerzo de no quedarse atrapado en el odio y el dolor, sino pasar la página,  que puedan decir estamos aquí y queremos sobrevivir y salir adelante”.

En este filme se apreciaron diferentes capítulos: el inicio contó el origen del corregimiento, seguido narró el conflicto armado y por último mostró el renacer y el proceso organizativo de Salaminita, donde se logró apreciar la esperanza, las sonrisas de todas aquellas personas que aún recuerdan con mucho sentimiento esos momentos vividos.

También se logra evidenciar la reconstrucción y memoria histórica, dignificando el buen nombre de un territorio y de cientos de comunidades estigmatizadas, olvidadas y empobrecidas, que en sus entornos y cotidianidades han contribuido en la historia y sostenimiento de sus municipios.

 “Con la realización de este documental logramos darnos a conocer, generar confianza, adentrarnos en momentos sumamente dolorosos, que aún después de 19 años no han sido superados, pero lo más importante, nos permitió construir lazos de amistad que enriquecieron el proceso de investigación y el rodaje del documental en los predios de Salaminita, en la vereda Montecristo de Minca, en la vereda Bocatoma de Aracataca, y en el municipio de Fundación, donde reside actualmente la mayoría de la población que fue desplazada”, puntualizó la antropóloga Raiza Llinás Pizzaro.

Hay que mencionar que para el equipo de trabajo que elaboró este documental no le fue fácil realizar el ejercicio etnográfico y las entrevistas en medio de sentimientos de dolor y rabia, por lo que constantemente tuvieron que realizar pausas, apagar las cámaras y grabadoras de voz, porque eran inevitables las lágrimas, y la voz entrecortada  de la población al narrar  el hecho que marcó y cambio radicalmente la vida de Salaminita.

También podría gustarte