Lista propuesta para que nazcan los nuevos pesos

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, radicó ayer el proyecto de ley 231, que busca la eliminación de los tres ceros al peso colombiano ante el Congreso de la República, vía Cámara de Representantes.

Los ánimos quedaron prendidos para que se logre surtir el primer debate en esta legislatura y, de ser necesario, sea entregado a los nuevos legisladores para avanzar en este propósito. Se radicó sin mensaje de urgencia.

Con este texto se daría vida a los nuevos pesos y renacería el centavo. La implementación iniciaría en 2020, tendría un costo de 300 mil millones de pesos y un periodo de transición de tres años para billetes y cuatro para monedas. Es decir, se da en la medida en que los billetes van perdiendo la capacidad de ser usados por el deterioro de la moneda.

Para Cárdenas, la propuesta revivida el pasado 24 de febrero y que ya había llegado al Congreso en otras oportunidades, sin mucho éxito, ( en el año 2001, por iniciativa del fallecido senador José Jaime Nicholls) esta vez tiene más posibilidades de pasar a las siguientes instancias que en las ocasiones pasadas (ver Cronología).

“A diferencia de las anteriores oportunidades, en esta contamos con una inflación controlada, varios sectores están de acuerdo con la eliminación, los gremios, el fiscal, el Banco de la República y la mayoría de congresistas, así que confiamos en que, esta vez, el proyecto pase”, declaró.

Cárdenas sostuvo que esta iniciativa busca simplificar la vida de los ciudadanos, “reducir la cantidad de dígitos en las transacciones y en la vida fiscal, que se vuelven incomprensibles ante la gran cantidad de ceros y tener una unidad monetaria más comparable con la de otros países”.

Además, recoge el espíritu de la solicitud realizada por el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, para que el Banco de la República pueda recolectar de manera más rápida los billetes que han permanecido y que tienen origen ilícito.

Una aclaración es relevante y es que el Banco de la República ha dicho que si bien acompaña la presentación del proyecto, una vez haya cumplido su trámite en Congreso “apoyará esta iniciativa siempre y cuando estén dadas las condiciones para ejecutarlo.”

La iniciativa no ha tenido buen recibo en las entidades bancarias que en días pasados plantearon siete puntos clave en los que mostraron su desacuerdo, por lo que va a significar para las operaciones y los costos que acarreará en los cambios tecnológicos, entre otros.

“La banca tiene que entender que esta medida va a ser necesaria en cualquier momento (…) la inflación controlada va a permitir que la denominación que saquemos perdure por más tiempo”, afirmó Jack Housni Jaller, presidente de la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes.

El documento fue firmado por Cárdenas, Housni Jaller y el presidente de la Comisión Tercera de Senado, Antonio Guerra de la Espriella.

 

¿QUÉ SIGUE?

El proyecto no fue radicado con mensaje de urgencia y seguirá su curso normal como toda ley ordinaria.

Como fue radicado por la Cámara de representantes, se nombrará a un ponente individual o colectivo para que presente su postura en primer debate. En este escenario el proyecto puede ser aprobado por partes o en su totalidad y luego pasa a realizar su proceso en la Plenaria.

El mismo procedimiento se surte en Senado de la República y una vez estén listos los dos documentos pasan a ser conciliados y después a sanción presidencial. Entre el primer debate y la finalización del trámite no hay un lapso establecido.

También podría gustarte