Se redujo el trabajo infantil en Colombia

De acuerdo con el gobierno en los últimos seis años está tasa ha sido la más baja con un 7,3%, 0,5 puntos porcentuales menos a la registrada en 2016, cuando la misma se ubicaba en 7,8%, según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). 

 

La ministra de Trabajo, Griselda Janeth Restrepo, reveló que 796.000 niños, niñas y adolescentes trabajaron durante el 2017, lo que representó una disminución de 73.000 niños en comparación a 2016, cuando las cifras de menores de edad laborando llegaron a 869.000.

De acuerdo con Restrepo, en los últimos seis años está tasa ha sido la más baja con un 7,3%, 0,5 puntos porcentuales menos a la registrada en 2016, cuando la misma se ubicaba en 7,8%, según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). 

“Debemos continuar aunando esfuerzos gobierno, empresarios y ciudadanía, para evitar que los niños trabajen en Colombia. Lo importante es que la cifra sigue descendiendo de manera clave”, anotó la titular de la cartera laboral.

Según la ministra, de los 796.000 menores que laboraron en el país (516.000 son hombres y 280.000 mujeres), el 30% de estos no asistieron a ninguna institución educativa, colegio o universidad.

Para Restrepo esta disminución en la tasa de trabajo infantil se debe a las labores del ministerio en conjunto con otras entidades como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Policía de Infancia y Adolescencia.

“En los últimos meses hemos realizado varias jornadas de sensibilización en sectores de San Victorino y Corabastos en Bogotá, así como en Cartagena, Cali, Barranquilla, Medellín, Montería y Santa Marta, donde hemos entregado volantes y explicado a padres de familia y comerciantes, sobre la importancia de prevenir y erradicar el trabajo infantil”, precisó la ministra.

Las ramas de actividad económica que más jalonaron la reducción del trabajo infantil fueron: comercio, hoteles y restaurantes, industria manufacturera y transporte, almacenamiento y comunicaciones.

En Colombia hay 869.000 niños y adolescentes entre los 5 y 17 años trabajando, según cifras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

La directora del Instituto, Karen Abudinen, lanzó la campaña Presentes contra el Trabajo Infantil, que busca liderar jornadas de búsqueda de niños trabajadores y de sensibilización con los padres de familia, comerciantes, dueños de talleres y transeúntes para concientizar sobre que el trabajo infantil es una forma de violencia contra la niñez y la adolescencia.

 “En Colombia hay 869.000 niños y adolescentes entre los 5 y 17 años trabajando. Sin embargo, una adolescente entre los 15 y 17 años puede hacerlo siempre y cuando tenga permiso. Por eso en el Icbf nos concentraremos en los 357.000 niños que no pueden trabajar. Esta es la decisión más contundente para frenar esta práctica que los mantiene alejados del estudio, el juego y los pone en riesgo”, sostuvo la directora.

El Instituto informó que hará estas jornadas con 15.000 colaboradores, Equipos Móviles de Protección (EMPI) y Defensorías de Familia. “Contamos con aliados como los Ministerios de Trabajo, Educación y Salud, ala Registraduría, el Servicio Nacional de Empleo, la Defensoría, la Procuraduría, alcaldías y gobernaciones, Policía y demás autoridades que presentarán su oferta institucional para restablecer los derechos de los niños y niñas que los profesionales del Icbf encuentren al recorrer las calles y locales de las principales ciudades”, comunicó el instituto.

Finalmente, Abudinen anunció que el Icbf entregará reportes periódicos sobre los casos hallados y los resultados de su intervención con los niños, niñas, adolescentes trabajadores y a los padres de familia a quienes les reiteró su llamado a cuidar y proteger a los menores de edad.

 

¿CUÁLES SON LAS SANCIONES PARA LOS ADULTOS?

La directora del Icbf explicó que cuando el instituto identifica una familia que tiene menores de edad en trabajo infantil, se realiza un acercamiento con ella para conocer cuáles son las causas que generan la problemática. “Si es por negligencia de la familia, la autoridad administrativa puede amonestarla y obligar a los padres a asistir a un curso pedagógico sobre los derechos de la niñez, el cual se encuentra a cargo de la Defensoría del Pueblo. En caso de incumplimiento se puede imponer una amonestación, equivalente al valor de uno a cien salarios mínimos diarios legales vigentes, convertibles en arresto a razón de un día por cada salario diario mínimo legal vigente de multa. Esta sanción será impuesta por el Defensor de Familia”, afirmó.

También podría gustarte